Connect with us

Opinión

¡Zavalita, yo también quiero trabajar para la PCM!

Publicado

el

Hace veintiún días, cuando el jefe de Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato.



Hace 21 días, cuando el jefe del Estado estaba con el agua al cuello, decidió convocar a su despacho a un importante y venerable político de viejo cuño para ofrecerle el premierato. El venerable político, cazurro como él solo, le dijo que lo iba a pensar, y el presidente le habría dicho que necesitaba una respuesta urgente.

El jefe del Estado, por lo visto, estaba urgido de cambiar a su premier, Fernando Zavala, que a esas alturas del partido había desaparecido del mapa y no sumaba ni un punto en las encuestas ni en la agenda pública por muchas razones; la principal: porque su peso político se había convertido en cero. El jefe del Estado, que no por nada no ha nacido ayer, había tenido las tratativas con el venerable político de viejo cuño a espaldas de su premier, lo que no impidió que este terminara enterándose de la reunión en la que se cocinaba su expectoración.

Entonces empezó una ofensiva mediática y publicitaria sin precedentes más que del premier a punto de irse a su casa, de su entorno que evidentemente no tenía ninguna intención de acompañarlo en su partida. El hecho es que con el venerable político de viejo cuño varios se hubieran visto obligados a buscar chamba de nuevo, por la sencilla razón de que el “premier en ciernes” es absolutamente reticente a dejarse llevar de las narices por los caviares que rodean a Zavala.

La maquinaria para salvar el cuello del premier y de su entorno caviar tuvo un rotundo éxito que podemos apreciar en las encuestas, fruto de una inversión millonaria en publicidad, operaciones en las redes sociales, y contratos a diestra y siniestra para gente que trabaja en agencias de relaciones públicas, que dupletean en la PCM y en diversos medios de comunicación. Así, por ejemplo, cuándo según la última encuesta de IPSOS la ciudadanía es preguntada por “¿quién o quiénes de las siguientes autoridades considera usted que tuvieron el mejor desempeño en la atención a los desastres naturales?”, la respuesta pone a Zavala en segundo lugar (después del presidente) con 14%, seguido con un escuálido 11% del ministro de Defensa, Jorge Nieto Montesinos, al que si los sentidos no me engañan se le ha visto como el más activo en la atención de la emergencia climática.

Es curioso que Nieto, voceado en algún momento para suceder a Zavala o de conspirar contra él, tenga una percepción tan baja en el desempeño en la atención de los desastres naturales. Curioso, digo, porque las Fuerzas Armadas que lidera Nieto como ministro tienen la más alta aprobación en la atención de la emergencia con 54%. En fin, las encuestas ya nos tienen acostumbrados a ese tipo de curiosidades.

Así las cosas, Zavala pasó de ser un muerto viviente con 26% de aprobación en marzo a  35% de aprobación en abril, o sea una subida de 9% solo comparable a la del mismísimo jefe del Estado, cuya aprobación se incrementó en 11%.

La carta del venerable político de viejo cuño fue archivada hasta nuevo aviso por el jefe del Estado mientras que en la PCM (y sus filiales en las agencias de relaciones públicas) siguen festejando que la lluvia de millones seguirá mojándolos por un buen tiempo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Gobierno golpista en piloto automático

Seguir leyendo

Opinión

¿Morir en una cárcel?

Seguir leyendo

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo