Connect with us

Opinión

Zavala ante su primera prueba

Publicado

el

La conformación del gabinete será crucial para saber si sus credenciales profesionales se aparejan con su olfato político.



La designación confirmada de Fernando Zavala como el primer ministro del nuevo gobierno ha sido bien recibida gracias a sus credenciales profesionales. Es una señal fuerte que da Kuczynski de que piensa profundizar el modelo económico, pues Zavala es un ranqueado liberal proempresarial a forro. Además, perfectamente pudo ser también ministro de un eventual gobierno fujimorista, lo que genera buenos augurios de convertirse en un puente con la oposición congresal.

Estas son las señales que se leen de Zavala como profesional. Pero será crucial saber si esas credenciales se confirman con la designación del gabinete en pleno. Como primer ministro, le toca coordinar con el presidente quienes ocuparán las carteras; y aquí veremos tres cosas.

La primera, si no se deja infiltrar por paracaidistas de la izquierda que, incluso en carteras consideradas marginales, pueden —y lo harán— poner trabas a su gestión y malograrle la imagen. Si Zavala quiere llevar al Perú a la OCDE sabe que debe profundizar un montón de reformas pendientes. Y mientras menos piedras en el zapato tenga, mejor. Meter al enemigo dentro de casa no es buena idea.

La segunda, si logra mantener un equilibrio entre sus tecnócratas de confianza y los colaboradores de PPK que vienen trabajando con él desde hace tiempo y que poseen destrezas técnicas importantes. Resquebrajaría la unidad interna de un partido que no está muy fuerte de partida que él imponga a sus allegados en carteras que puedan ser ocupadas por gente del partido de gobierno. Pues a diferencia de otros candidatos, PPK siempre pudo atraer a su entorno a profesionales calificados que pueden entrar a la brega política sin problema.

La tercera, si maneja bien el equilibrio de género. Más que incorporar mujeres simplemente por serlo, conviene que entren al gabinete damas que posean fuertes destrezas técnicas. Y las hay en el entorno de PPK y en su propio partido.

Cecilia Blume, Fiorella Molinelli y Mercedes Aráoz son quizá los rostros más visibles y que perfectamente podrían hacerse cargo de ministerios fuertes. Porque, valgan verdades, no hay real equidad de género si solo se les reserva los ministerios “sociales” (soft) a las mujeres. Hay que entregarles responsabilidades en ministerios duros como Interior, Comercio, Energía y Minas, Transportes o Producción, por citar algunos ejemplos.

Si Fernando Zavala se cuida en estos tres aspectos, puede poner su inmenso talento al servicio de los cambios que requiere el país. Tiene conocimiento, es respetado y no tiene anticuerpos con la oposición fujimorista, pero debe entender que en política —como en el fútbol— no alcanza el mero talento para obtener el liderazgo que permite trascender a base de los grandes logros.

Como lo demostró ayer Ronaldo en la Eurocopa y, hace poco en las antípodas, Messi en la Copa América.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Maki no se perdió de mucho

Seguir leyendo

Opinión

El Perú paralizado y un gobierno vacuo

Seguir leyendo

Opinión

Fuerza pública en la cuarentena

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo