Connect with us

Opinión

¡Yo confisco!

Publicado

el

Es el verbo más conjugado por algunas entidades del Estado, que cobran tasas absolutamente escandalosas y desproporcionadas por sus "servicios".



La OEFA y el Osinergmin van ganando la carrera de confiscación por galope. A setiembre de 2016, el último había recaudado setenta millones por Aporte por Regulación (AxR) y solo había gastado uno… ¡de no creerlo! Por supuesto, estos ricachones sin capacidad de gasto no pierden el tiempo y rapidito disponen transferencias presupuestales al MINAM y a algunas otras privilegiadas. ¿De dónde cree usted, señor lector, que salieron los veintiún millones que financiaron  la COP20?

Revisemos algunos escenarios generados por este aporte:

1. Las empresas en exploración no contribuyen con el AxR sino que pagan directamente por los servicios de fiscalización. Sabemos que la estructura de costos que utilizan para calcularlos es muy cuestionable. ¿No sería más coherente tener un arancel y evitar liquidaciones a la medida?

2. El objetivo de las supervisoras es contribuir con la optimización de las acciones de remediación y compensación ambiental. Si han sido ungidos con este regalo bendito llamado AxR y básicamente se dedican a fiscalizar a  aquellas que pagan por los servicios directamente, ¿Es o no un aporte disfrazado de impuesto? ¿Es o no una contribución “confiscatoria”? 

3. Las labores de fiscalización generalmente son muy similares. Hay una evidente discriminación si las empresas pagan montos distintos por la misma actividad. No se está considerando que la facturación de las empresas es variable y que este año se verá incrementada  por el mayor precio de los minerales. Deben estarse frotando las manos: estas entidades generan una jugosa caja chica… quizás hasta les alcance para cubrir la brecha que generará la reducción del IGV.

Ya toca fijar los porcentajes del AxR para los próximos tres años y sabemos de buena fuente que van a utilizar las mismas “cómodas” variables. Están contra el tiempo; el facilismo legislativo de la improvisación siempre es la boya salvadora pero —abran los ojos— no hay mayor traba para la inversión que los costos abusivos por parte del Estado y, a más inri, desnaturalizados por la desviación de su destino. Deberían ser los primeros en la lista de la simplificación. ¡Que no se les escape el elefante entre las piernas!

Y mientras tanto, el Frente Amplio ha emprendido una cruzada para reforzar el omnipotente poder sancionador de OEFA. Piensan que privilegiar la prevención y las medidas correctivas es perder el tiempo. ¡Ellos quieren que se multe! Es la danza de los millones: una gran irresponsabilidad que merece inmediata atención.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo