Connect with us

Opinión

Yo al poder

Publicado

el

Estamos ante una situación grave en la que cada vez más peruanos comunes y corrientes reiteran su rechazo a la participación en la vida pública del país. En realidad, lo que debemos hacer es exactamente lo contrario: participar, meternos en política y hacer honor a su significado que en griego quiere decir "para o relacionado a los ciudadanos".



En reciente entrevista a Alberto Vergara, politólogo de Harvard, este manifiestó su total desencanto sobre la institucionalidad política en el Perú. “Somos un país pobre pero lleno de plata”, declara al igual que Pablo Escobar lo hacía sobre sí mismo. “El problema no es que hayan políticos mercenarios, ligeros, cortoplacistas;  el problema es que solo hay de esos […] Lo único que está ordenado en derecha e izquierda en Perú son sus 50 columnistas políticos.  Los políticos peruanos no tienen lealtad ni a principios ni a seguidores, es la política calata desprovista de toda idea u organización. No lideran, siguen tendencias. Es la consumación del político-twitter; chiquitito de acuerdo al espacio que tiene para escribir”.

Luis Bedoya Reyes por su lado, acaso el último de los grandes políticos peso pesado del país, reitera en una de sus no tan infrecuentes entrevistas recientes lo mismo: “Antes de volverse indecente, la política peruana se vulgarizó. Comenzó a vulgarizarse en la Constituyente con el voto preferencial porque era el privilegio del dinero, era el compromiso político transformado en obediencia comprada. Todo se parcela y con el dinero se compra votos”.

Estamos ante una situación grave en la que, en paralelo con la situación descrita, cada vez más peruanos comunes y corrientes y de a pie reiteran su rechazo a la participación en la vida pública del país. Y no es para menos: con el prestigio de la política por los suelos y la corrupción rampante a todo nivel por donde uno aprieta sale pus. En realidad, lo que debemos hacer es exactamente lo contrario: participar, meternos en política y hacer honor a su significado que en griego quiere decir “para o relacionado a los ciudadanos”.

El proceso no será rápido y requiere de una participación masiva de los jóvenes en los partidos. Que se identifiquen con una ideología vigente y una cosmovisión de desarrollo del país, y que ejecuten el paulatino ascenso a los mecanismos que a través de los partidos llevan al poder.

Ha llegado el momento de tomar el poder.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Gobierno golpista en piloto automático

Seguir leyendo

Opinión

¿Morir en una cárcel?

Seguir leyendo

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo