Connect with us

Opinión

Yeni Vilcatoma: ¿afán de protagonismo o simple venganza?

Publicado

el

No puede negarse que Yeni Vilcatoma tuvo sus instantes de Mujer Maravilla, pero luego se convirtió en la antiheroína con la que nadie quiere identificarse.



Recordemos: en diciembre de 2014 la exprocuradora pidió la renuncia del ministro Daniel Figallo por su supuesta intromisión en el caso “La Centralita”, poniendo como prueba un audio grabado por ella misma días antes. El tema terminó con la dolorosa salida de Yeni Vilcatoma, quien ante la opinión pública quedó como una víctima, la abanderada de la lucha contra la corrupción, la silenciada por un Gobierno cada vez más hundido en sus mentiras.

Cualquier acción destinada a descubrir la colusión entre los Humala y Martín Belaunde Lossio era aplaudida y saludada sin analizarse las formas. El acto de deslealtad de Yeni Vilcatoma con su jefe pasó por agua tibia. Los más ligeros pensaban que era una mujer de armas tomar, exactamente lo que el país necesita y otros la calificaban como una abogada valiente que, a pesar que no le dieron las gracias por los servicios prestados, salió por la puerta grande de la virtud.

Otros, aunque con timidez, cuestionaron su deslealtad. Pasaron los meses y cuanta más corrupción se encontró, más se fortaleció la imagen de Yeni Vilcatoma. Fue invitada por Fuerza Popular para postular en la lista congresal con el número 2. Estuvo entre las congresistas más votadas con 86 222 votos, superando a los reelectos y muy conocidos Victor Andrés García Belaunde y Yonhy Lescano. Una carrera política fast track gracias a que supo usar y capitalizar a su favor el terrible tema de la corrupción y el repudio popular hacia las malas formas de Nadine y de su pandilla.

¡Una maestra! Una pena que su gloria como congresista le durase menos de sesenta días y que, además de su proyecto de ley para dar autonomía a las procuradurías, tuviera dos perlitas: designar como asesor al señor Javier Morales Rueda, quien le había donado 10 mil soles para su campaña y ser acusada por los miembros de su exbancada de haber querido acaparar todos los temas de investigación en la Comisión de Fiscalización. Esa pretendida omnipotencia podría deberse a un trastorno de personalidad.

Lamento que la bancada de Fuerza Popular, reconocidamente sólida y disciplinada y que es percibida por premiar la lealtad, haya tenido el paso fugaz de esta antiheroína que hoy es el ejemplo más emblemático de una detractora rencorosa.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo