Connect with us

Opinión

Y seguimos cambiando, pelones

Publicado

el

Renuncia de congresista Rodríguez demuestra que con mayoría definida no es indispensable blindar a nadie.



Los peruanos vamos aprendiendo a digerir el duro pan de la democracia en estos tiempos de administración compartida. Acabada la segunda vuelta, quienes hablábamos de un pueblo que había dado dos mandatos desde las urnas éramos vistos como fujimoristas picones incapaces de aceptar la victoria presidencial de Pedro Pablo.

Ahora tenemos un gabinete totalmente sujeto al control político del Congreso. ¿Recuerdan lo que pedían al comienzo los voceros del pepekausismo? Para empezar, querían la comisión de Presupuesto sí o sí. Luego querían las facultades aprobadas sin pasar por comisiones.

¿Quién manda a quién? Depende del ordenamiento constitucional previsto para cada situación y ese es parte del encanto (o mal sabor) del poder compartido.

Y seguimos cambiando, pelones. A las puertas de esa segunda vuelta, PPK y los suyos nos tenían convencidos de que el fujimorismo era la puerta de entrada al narcoestado. Ahora la administración de la caja fiscal, la Sunat, le ha sido entregada a un fujimorista de estirpe. Y los intentos por descalificarlo se desinflan por sí solos.

Es probable y deseable que el quinquenio presente nos muestre un Ejecutivo con alta aceptación y un Congreso reivindicado ante la opinión pública. Las encuestas han mostrado un repunte en la aceptación del Legislativo que ojalá se pueda mantener. Esto último lamentablemente está por verse. No se han aprobado las facultades todavía, no se ha realizado ninguna gran confrontación de ideas en el hemiciclo… pero ya se movieron las bancadas.

De pronto, los plagios del aprista Rodríguez dan la impresión de devolvernos a un Congreso de comeoros y robacables. Pero quizás esto último sea diferente también. En primer lugar, por lo menos la discutida Yeni Vilcatoma ha dejado de acaparar los titulares que emanan del Congreso. Lo importante es que Rodríguez ha tenido que renunciar de inmediato a la Mesa Directiva y su futuro partidario resulta más que incierto.

Ahora bien, ¿alguien ha defendido a Rodríguez, ha intentado blindarlo o ha pedido que se postergue su apartamiento hasta cumplir el debido proceso? ¿Alguien ha esgrimido esas y otras argumentaciones cojurídicas con las que nos martirizó el Congreso anterior? ¿Ustedes no creen que si no hubiera una mayoría definida y el voto de un solo congresista marcase la diferencia, el tal Rodríguez no estaría tan blindado como antes estuvieron Yovera y otros?

Esa diferencia es alentadora.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo