Connect with us

Opinión

¿Y quién repara a las víctimas de difamación?

Publicado

el

Paradójico que quien pretende enarbolar la bandera de la justicia de las víctimas del Sodalicio no haga nada por resarcir el daño comprobado que le ha inflingido a Alberto Gómez de la Torre.



El documental producido por la periodista Paola Ugaz y dirigido por Daniel Yovera y Seamus Mirodan sigue perdiendo credibilidad. Recordemos que el reportaje The Sodalitium scandal difundió declaraciones contra monseñor José Antonio Eguren —Arzobispo de Piura y Tumbes— y el ciudadano Carlos Alberto Gómez de la Torre Pretell, que a la postre se han probado difamatorias. Y a las condenas por difamación agravada que recibieron dos de los principales testimonios, ahora se suma la retractación de otro de los entrevistados. Además de los casos de Samuel Alberca Reyes y Carmen Rosa Campodónico Díaz, esta vez se ha caído el de Pedro Coveñas Chávez.

Como presidente de la Comunidad Campesina de Castilla, Coveñas declaró en el documental que miembros de la Asociación Civil San Juan Bautista “se autodenominaron propietarios y posesionarios con actas falsas, con inspecciones falsas, con documentos falsos”. Decía, además, que se contrataron delincuentes “para invadir las tierras de la Comunidad” y que “hay una parcialización de la fiscalía en los juzgados a favor de la Inmobiliaria Miraflores, la Asociación Civil San Juan Bautista”. Pero, luego de haber sido querellado por difamación, Pedro Coveñas ha llegado a un acuerdo de conciliación y ahora reconoce que “las afirmaciones reproducidas en el reportaje difundido por Al Jazeera han sido descontextualizadas (sic)”.

Coveñas se reafirma en la defensa legítima de los intereses de la institución que representa, pero dice ahora que su testimonio en el reportaje tuvo “un carácter meramente referencial”. Afirma también estar en conocimiento de que “al día de hoy ninguna autoridad fiscal o judicial ha podido demostrar la realización de algún acto de usurpación o de corrupción por parte de la ACSJB”. Finalmente, sostiene que “al momento de declarar en el reportaje emitido por la cadena Al Jazeera desconocía que el Ministerio Público había desestimado las denuncias contra la ACSJB por la apropiación de terrenos”.

Si leemos bien lo que está afirmando Coveñas, se ve con claridad que sus declaraciones en el documental fueron infundadas –o meramente “referenciales” como dice él– y que se pronunció e hizo acusaciones sin el suficiente conocimiento del caso en cuestión. Todo esto no hace sino sumar imprecisión y falta de rigor periodístico al ya desacreditado reportaje producido por Paola Ugaz.

¿Entrará en razón la cadena Al Jazeera y alguien se tomará la molestia de dar la cara, retirar el documental y enmendar el error que ha victimizado, por ejemplo, a Carlos Alberto Gómez de la Torre? Cabe recordar que Gómez de la Torre ya ha manifestado innumerables veces que el cuestionado documental ha ocasionado una serie de secuelas negativas en su vida, tanto profesional como personal, haciendo que luego de su difusión se tenga que separar de su familia y que no haya podido reubicarse laboralmente en las condiciones que corresponderían a su línea de carrera.

Con esta ya son tres declaraciones incluidas en el documental que se ha demostrado son falsas. Y nadie hace nada para retractarse. Paola Ugaz se hace la desentendida y, con sofismas casi infantiles, pretende desmentir que no produjo el documental; Yovera y Mirodan le tiran la pluma a Al Jazeera; y la cadena árabe opta por el silencio. El tiempo pasa, los daños siguen sin repararse y bajo el silencio cómplice de muchos las víctimas de esta mal montada mentira siguen sin encontrar justicia.

Finalmente, cabe señalar que a la fecha Paola Ugaz ha sido sindicada como parte activa del gobierno municipal de la hoy presa Susana Villarán. Inclusive ya ha sido denunciada por corrupción. Todo esto junto con su falta de rigor periodístico no hace más que resumirs en una línea: la falta de honestidad de Ugaz.

Paradójico que quien pretende enarbolar la bandera de la justicia de las víctimas del Sodalicio no haga nada por resarcir el daño comprobado que le ha inflingido a Alberto Gómez de la Torre.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo