Connect with us

Opinión

¡Vocación cortesana!

Publicado

el

¿Cómo es posible que Martín Vizcarra y sus ministros obtengan una aprobación superior al 70% en la CADE, cuando solo unas pocas horas antes se adherían entre aplausos y vivas a la valiente y frontal denuncia de Roque Benavides contra la forma digitada como se está manejando la justicia en el Perú?



Quisiera que alguien me explique cómo es posible que Martín Vizcarra y sus ministros obtengan una aprobación superior al 70% en la CADE  cuando solo unas pocas horas antes se adherían entre aplausos y vivas a la valiente y frontal denuncia de Roque Benavides contra la forma digitada como se está manejando la justicia en el Perú, vale decir, contra los atropellos auspiciados por el IDL a través del PJ y el MP, con un entrelíneas evidente.

Esa influyente organización está absolutamente protegida y apañada por el Ejecutivo, y por cierta prensa que le abre sus puertas incondicionalmente. Nadie podrá negar que Gorriti se ha convertido en uno de los hombres más poderosos y temidos del país, las entrevistas en cuclillas  y a la medida, no son gratuitas.

La verdad cruda y directa es que, salvo muy honrosas excepciones, nuestra clase empresarial es hipócrita y cortesana. ¿Acaso en el CADE se quedaron embelesados ante la larga lista de promesas evanescentes y arcangélicas del presidente? O quizás, simplemente, como el país realmente les importa poco le siguen el juego a quien más les conviene: si toca pararse y aplaudir lo hacen a rabiar; si corresponde dar el abracito y la fingida felicitación, apuran el paso para no perderse la foto; si quieren codearse con el presidente y sus ministros en CADE, pues les montan el espectáculo para que concurran a darse un baño de falsa popularidad.

Nunca tendrán el coraje de mostrar su desaprobación: seguramente tienen miedo de ser señalado como enemigos del Gobierno. No querrán que algún gesto adusto pueda malinterpretarse y dar lugar a la persecución por parte de Sunat, o a que se les resucite algún tapadito judicial que tienen muy controlado. Es el síndrome de la conciencia sucia, que manejan a la perfección.

Cada empresario es su propio mundo y resulta evidente que no son representativos del Perú. Tan solo dos días antes se publicó un sondeo de Datum en el que un 65% de los encuestados consideran que el país está estancado por culpa de Martín Vizcarra y  un importante 80% opina que debe haber cambios en el Gabinete; siendo la más castigada Silvia Pessah, titular de la cartera de Salud y precisamente una de los dos ministros que asistieron a la conferencia. Esa es la realidad del Perú que este Gobierno se niega a aceptar: los aplausos del empresariado los han dejado sordos, ciegos y mudos.

Mi sugerencia a IPAE –si es que les interesa que CADE gane mayor credibilidad y no sea percibido como un evento social más– es que el primer día sea dedicado a revisar todos los ofrecimientos del año anterior: no solo del Gobierno sino del propio sector privado (como el celebrado Consejo de Integridad). Solo el hecho de reconocer con transparencia los eventuales éxitos o fracasos y hacer un sincero mea culpa nos hará crecer como país.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ha muerto un inocente”

Seguir leyendo

Opinión

¡Psicosociales los de hoy!

Seguir leyendo

Opinión

Solo falta la infiltración cubana

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo