Connect with us

Opinión

Vero por la pata de los caballos

Publicado

el

Mendoza ha recibido un rechazo mayoritario a lo que la gente ve como un oportunismo sin filtro, el cual resume vulgarmente en una palabra: "concha".



El dato más interesante de la última encuesta de Ipsos, difundida este domingo 12 de febrero, es la desaprobación pública de Verónika Mendoza. Según la encuestadora la líder de Nuevo Perú —movimiento de nombre mesiánico que agrupa a los disidentes de la bancada del Frente Amplio en el Congreso— tiene un rechazo de 62%, una aprobación de 27%, mientras que los que no tienen una opinión de ella es 11%.

La señora Mendoza encabeza así la lista de los personajes políticos con mayor desaprobación ciudadana. Keiko Fujimori tiene 52% de desaprobación y 40% de aprobación. Luz Salgado obtiene, a su vez, 41% de desaprobación y 34% de aprobación.

Como puede verse, los rangos que separan a la señora Mendoza de los demás son más elevados que la media, por lo que su situación en términos de credibilidad es muy mala. Verónika Mendoza ha recibido, esa es mi opinión, un rechazo mayoritario a lo que la gente común y silvestre ve como un oportunismo sin filtro, el cual resume vulgarmente en una palabra: “concha”.

La señora Mendoza es la personificación de los “antis” y de las penosas consecuencias que estamos viviendo hoy con la criminalización de la clase política. La señora Mendoza no puede hacerse la sueca. Grita decepción por aquellos que gente como ella ayudaron a encumbrar. Toledo, por ejemplo, el expresidente prófugo fue puesto en la presidencia por encarnar el antifujimorismo y antiaprismo: ganó. Humala, otro expresidente que con su esposa están con la soga al cuello, fue elegido primer mandatario por el antifujimorismo y antiaprismo. PPK, cuya jefatura de Estado tiene una desaprobación del 51%, lo mismo: antifujimorismo y antiaprismo.

Es cierto que el fujimorismo y el aprismo no son vírgenes, por decir lo menos, en la historia de la corrupción en los regímenes del siglo XX en el Perú. Pero que la lideresa de Nuevo Perú y los suyos (¡fue conmovedor ver a Víctor Delfín llorar como Mónica Sánchez por sentirse decepcionados por Toledo!) pretendan volver a “lavar la bandera”, y lanzar “otro” proyecto político ANTI corrupción esta vez encabezado por Verónika, es demasiado.

Ni de vainas, mamay. Asume tu responsabilidad de haber encumbrado a gente hoy señalada como corrupta y, como tal, no te presentes como la Magdalena. Santa anticorrupción no eres.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ha muerto un inocente”

Seguir leyendo

Opinión

¡Psicosociales los de hoy!

Seguir leyendo

Opinión

Solo falta la infiltración cubana

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo