Connect with us

Opinión

Venezuela: ¡que hablen las armas!

Publicado

el

Se han intentado todos los medios pacíficos, internos y externos, y han fracasado rotundamente porque el comunismo nunca se va por las buenas de ningún sitio. Hay que sacarlo a patadas.



Estados Unidos no invadirá Venezuela, ha dicho tajante el asesor de seguridad nacional de ese país Herbert Raymond “H.R.” McMaster. El general retirado afirmó este último fin de semana que “Washington no quiere dar a este régimen o a otros la oportunidad de decir que los yanquis […] son la causa del problema”. En otras palabras, Estados Unidos le ha lanzado el desafío de cualquier intervención militar a los países latinoamericanos, pues sabe que si los Estados Unidos invaden nadie después se lo agradecerá y, por el contrario, serán objeto de otro capítulo más de “la novela negra del imperialismo yanqui en estas tierras (por ejemplo, cuando los norteamericanos invadieron Panamá para sacar a patadas al narcotraficante Rafael Noriega, en el Perú se izó en Palacio de Gobierno la bandera panameña rechazando la invasión)”.

Esto refuerza además la política internacional de Donald Trump acerca de que Estados Unidos no tiene por qué pagar los platos que rompen otros —y gastar miles de millones de dólares en la seguridad y libertad ajenas— cuando los más interesados en ellas no se “mojan” ni se ponen la mano al bolsillo, como sucede con sus socios de la OTAN en Europa, o Japón en Asia.

No hay antecedente de una misión militar conjunta de países latinoamericanos para restaurar la democracia representativa, el Estado de derecho y las libertades públicas en un país vecino. Sí hay, por el contrario, varios tratados e instrumentos jurídicos contra el uso de la fuerza en las relaciones internacionales amparados en los principios de libre determinación de los pueblos y no intervención en los asuntos internos de otros Estados (reflejo y reacción de una mentalidad correspondiente a excolonias que fuimos); y,  por supuesto, tampoco es que América Latina se haya destacado durante su historia por sus regímenes de democracia representativa, Estado de derecho y libertades públicas.

El hecho es que no hay ninguna posibilidad de que Nicolás Maduro y su tiranía descarada en Venezuela se vayan sin un baño de sangre y fuego. Se han intentado todos los medios pacíficos (internos y externos) y han fracasado rotundamente porque el comunismo nunca se va por las buenas de ningún sitio. El exparlamentario andino Alberto Adrianzén, desde la izquierda, clama por una solución pacífica y contra la intervención militar, resaltando el ejemplo del gobierno francés que se ofrece ahora como mediador. Antes que los franceses, de mediador estuvo nada menos que el Vaticano —campeón mundial en las artes de la componenda— y fracasó (el mismo Papa ha pedido a Maduro la suspensión de la constituyente espuria). ¿Por qué tendría que ser diferente con la mediación francesa o de cualquier otro?

Por el contrario, las cosas en Venezuela han llegado para Maduro a un punto de no retorno. El tirano y su cúpula saben perfectamente lo que les espera si los sacan del poder: ¡la horca! Para ellos, después de todo lo que han hecho en y con Venezuela, solo les queda resistir hasta el final y entornillarse con todos los medios posibles porque es su única posibilidad de conservar la vida. De eso se trata todo ahora.

Por eso es que cualquiera que busque a estas alturas (y sabiendo cómo actúa Maduro y su pandilla) una “solución pacífica” es un inocente o un hipócrita o, simplemente, apoya la tiranía en Venezuela.

Este martes se reúnen en Lima catorce cancilleres latinoamericanos, con el apoyo de Gran Bretaña y España, para discutir los derroteros de acción frente a la tiranía de Nicolás Maduro en Venezuela. En Lima se decidirá la suerte de millones de hermanos venezolanos oprimidos por el comunismo. Es una cumbre sin precedentes, absolutamente inédita: y para que esta suerte sea buena, la solución también debería ser inédita.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo