Connect with us

Opinión

Venezuela: miserias del Frente Amplio

Publicado

el

El "sesgo político" del que hablan es el propio, a saber: avalar en nombre del socialismo cualquier atropello a la democracia y a la calidad de vida de millones de personas.



Cuando los congresistas Marco Arana e Indira Huilca afirman por el Frente Amplio que su partido no firmará ninguna moción sobre la crisis en Venezuela porque “tiene un sesgo político” o porque es “más importante pronunciarse sobre las protestas de los alumnos de la Universidad Villarreal”, están diciendo muy claramente que apoyan el desastre económico, social y democrático del régimen autoritario de Nicolás Maduro.

Así pues, María Elena Foronda, Richard Arce, Horacio Zeballos, Justiniano Apaza, Edyson Morales Ramírez, Tania Pariano, Wilbert Rozas Beltrán, Edgar Ochoa Pezo, Zacarías Lapa, Rogelio Tucto, Mario Canzio, Hernando Ceballos, Oracio Pacori, Edilberto Curro, Alberto Quintanilla, Jorge Castro, Marisa Glave, Manuel Dammert, además de Arana y Huilca, ni les va ni les viene que miles de venezolanos tengan que cruzar las fronteras a los países vecinos —autorizados por Maduro— en busca de alimentos básicos, jabón y papel higiénico que no se puede comprar en Venezuela porque no existen: la política económica del régimen quebró casi todo la producción existente.

Tampoco les importa un comino que las principales instituciones venezolanas como el Poder Electoral, el Poder Judicial y el Tribunal Constitucional estén en la nómina del régimen para poner mil y un cabes a la oposición o, peor aún, a la voluntad popular de la mayoría de venezolanos que quieren revocar constitucionalmente a un gobierno que ha perdido toda legitimidad hace mucho tiempo. Para ellos, pues, lo que era inaudito de tolerar con el régimen fujimorista de los 90 sí es bienvenido con Maduro y el “socialismo del siglo XXI”.

Menos aún les conmueve —como sí les conmovía la prisión de Gregorio Santos —que, por cierto, debería habernos conmovido a todos los demócratas que no creemos que la justicia debe utilizarse como grilletes políticos— que Maduro tenga en la cárcel a los principales líderes de la oposición como Leopoldo López o el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, años presos por “pretender desestabilizar” con protestas al régimen.

En tales casos, la “criminalización de la protesta” no opera ni operará. Para los 20 del Frente Amplio, pues, están bien presos.

Y ni un atisbo de solidaridad con sus pares venezolanos opositores en el Congreso —que están allí porque su victoria fue tan abrumadora que fue imposible desconocer electoralmente su triunfo— a los que Maduro pretende recortarle sus poderes soberanos por decreto, en complicidad con tribunales constitucionales y judiciales adictos al régimen. ¿Suena conocido?

El hecho está en que la actitud del Frente Amplio sobre Venezuela demuestra que el “sesgo político” del que hablan es el propio, a saber: avalar en nombre del socialismo cualquier atropello a la democracia y la calidad de vida de millones de personas. Y ello porque siguen pensando como sus abuelos que el socialismo es el mejor sinónimo del progreso humano, aunque la realidad diga, como en Venezuela, todo lo contrario.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo