Connect with us

Opinión

Vacío de poder

Publicado

el

Muy pronto, el déficit de credibilidad tendrá consecuencias graves en la legitimidad constitucional del presidente.



El gobierno parece estar desintegrándose. La falta evidente del ejercicio de un liderazgo fuerte ha producido una implosión política que está afectando la cohesión institucional del país. Ayer, el enfrentamiento público entre Marisol Espinoza, vicepresidente de la República, con el premier Pedro Cateriano por el hábeas corpus a favor de Nadine Heredia, parientes y allegados fue un síntoma inequívoco de la descomposición del poder.

Hoy ha seguido la escalada entre Espinoza y el Ejecutivo. Esta vez la vicepresidenta se enfrentó a la ministra de Energía y Minas por el Lote 192 y pidió la intervención de la Contraloría en el contrato petrolero. Así las cosas, resulta obvio que el presidente ya no puede poner orden ni en su propio “partido”,  lo que nos lleva a reflexionar si durante los diez meses que le quedan a la cabeza del Ejecutivo podrá poner un orden mínimo en el país.

Es muy dudoso que así sea pues a diferencia de lo que perciben los poderosos encuestados por IPSOS la gente de a pie ya no siente al jefe del Estado al mando. Basta con preguntar a cualquiera en la calle para tomar conciencia de que al presidente se le percibe aislado y sin margen de acción sobre los acontecimientos. Es, creo yo, una cuestión de credibilidad que no tiene punto de retorno. Y muy pronto ese déficit de credibilidad tendrá consecuencias graves en su legitimidad constitucional.

El presidente debe entender que la única forma de sobrevivir formalmente hasta el 28 de julio del 2016 es con la ayuda de la oposición. Esta le puede ofrecer bajar los decibeles a cambio de que el factor perturbador que lo ha llevado hasta la orfandad política desaparezca. En realidad, quien lo debería entender es su esposa, pues ella se encuentra perfectamente consciente de que el factor perturbador no responde a otro nombre que al de Nadine Heredia. A ella no le invocamos ya su “amor por el Perú” para que libere a su esposo del fatídico trance de gobernar para defenderla. Le invocamos su amor por él. Y la oposición —si tiene cierta lucidez de lo que le conviene— sabrá valorar su retiro de la escena pública.

No voy a referirme a la prensa pues esta tiene todo el derecho a ejercer su libertad de expresión en función de sus fines. Supongo que debe estar claro que uno de ellos no es “derribar gobiernos” a través del chisme, las conjeturas y los trascendidos. Y sí, la verdad tiene un valor supremo pero en el contexto de la oportunidad. La verdad será la misma hoy y el 29 de julio de 2016. Simplemente hay que tener la responsabilidad para saber qué se juega en estos próximos 10 meses.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Irracionalidad

Seguir leyendo

Opinión

Gobierno golpista en piloto automático

Seguir leyendo

Opinión

¿Morir en una cárcel?

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo