Connect with us

Opinión

Una pelota llamada Perú

Publicado

el

Hay momentos en que los cambios son necesarios: nadie en este país, por ejemplo, quiere ver a Fernando Zavala convertido en un nuevo Manuel Burga.



El fútbol es un deporte gigante porque la gente lo hace así, porque une a millones de personas; porque genera ejercicio y trabajo en equipo, porque ayuda a salir de la pobreza a miles de jóvenes; porque da ilusión y porque integra a los pueblos; porque hace sonreír y soñar, y porque logra que se hable de lo mismo y en miles de lugares del mundo. También porque, a su manera, despierta metas y una expectativa de futuro.

Por eso, cuando hay fútbol la gente armoniza, entrega su individualidad a un sentimiento colectivo; se ríe, grita, se enrabia, hace olas, suspira. Todo eso y mucho más forma parte del fútbol, un deporte globalizado.

Pero el fútbol también ha servido de cortina de humo en la historia, como pretexto y como protesta. Alguna vez, por ejemplo, hubo en Centroamérica una guerra por un partido de fútbol. Sí, una guerra que tuvo como pretexto un partido. ¿Absurdo? Claro, pero cierto. Y es que tras ese deporte se ha tejido más de una trama propia del poder.

El fútbol ha maquillado crisis políticas, devaluaciones o anuncios incómodos. Hubo una época en Argentina en la que se aplaudía a la selección y casi simultáneamente se desaparecía gente. La abdicación del Juan Carlos de Borbón y la asunción al trono de su heredero, Felipe, se dieron en épocas mundialistas. En el Perú hubo un partido que fue utilizado para informarle al país de un amotinamiento en los penales (¿?). La noticia se dio en el intermedio.

Y también el fútbol ha difundido nuevas tecnologías: las comunicaciones por microondas, el satélite, la televisión a colores, etc. Todo eso ha acompañado y acompaña al fútbol.

Pero más allá de eso, el fútbol es una metáfora social. ¿La crisis por la que pasó el país, la falta de disciplina y de visión de sus gobernantes, no se ha visto acaso reflejada en el fútbol? Claro que sí, al igual que los problemas de droga, la mala alimentación y de inconsistencia. ¿La mentalidad los peruanos, la baja autoestima, no está también ahí reflejadas? Y lo propio con los vicios de gobernabilidad. Como estará de instalado eso que, al parecer, por segunda vez, Perú no podrá jugar en su Estadio Nacional porque nuevamente ha sido alquilado para un concierto.

Si el gabinete fuera algo así como una selección de fútbol, ¿pasaría el medio campo? Jugaría marcado, sin definición, a paso lento y con poca coordinación. No hay duda de que, como ocurrió con la selección, le harían falta ciertos cambios, otra mentalidad, una lógica de renovación, gente fresca y distinta. También otro tipo de conducción. Mayor apertura obviamente y capacidad de transformar la frustración en un triunfo, de pasar la marca de sus rivales con una visión que trascienda el cálculo numérico.

En materia de fútbol, el Perú de a pocos está cambiando; esa es la percepción. Costó trabajo que se fueran los que se tenían que ir y empoderar a los que tenían que llegar. Y es que hay momentos en que los cambios son necesarios: nadie, por ejemplo, en este país, quiere ver a Fernando Zavala convertido en un nuevo Manuel Burga. Es de suponer que él tampoco lo desea, aunque se le percibe aferrado al cargo. La oxigenación siempre es necesaria.

Volviendo al fútbol, los chicos que enfrentaron a Bolivia y a Ecuador dieron lo mejor de sí contra viento y marea. Están demostrando que con disciplina, sencillez y sin grandes protagonismos ni aferramientos se puede lograr resultados diferentes. También con una adecuada conducción y con apertura al cambio y a la renovación. Ganó la selección y en la ronda definitiva nos toca estar unidos con la misma voz: ¡vamos, Perú!

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

Es una huelga por los derechos humanos

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo