Connect with us

Opinión

Un gobierno sin oxígeno

Publicado

el

La prensa aliada a Vizcarra es el oxígeno gubernamental: ya viene la publicidad estatal y el amorío se encenderá más. Silencia la aglomeración de cadáveres en la playa de estacionamiento del hospital Cayetano y en otros nosocomios.



La carencia de oxígeno para los enfermos de coronavirus y el costo exorbitante de los balones es aberrante e inaceptable. Desnuda al régimen, mostrando su real rostro: ineptitud, insensibilidad, obsesión por la politiquería electoral y la maniobra psicosocial. Hasta el más burro antelaría que la pandemia requeriría de este suministro. Se supone que Vizcarra cuenta con un equipo de galenos. ¿No lo previeron o el gobernante no hizo caso?

Ante el mercado negro y oneroso de oxígeno, el gobernante sostiene que lo combatirán. Siempre ‘a posteriori’. No convoca a la Iglesia ni acude al sector privado para comprar y distribuir, asunto en el que están preparados. Amén de que los privados –a quienes fustiga y muestra como abusivos– han donado S/ 500 millones (US$ 150 millones) para enfrentar el coronavirus. Han entregado pruebas, mascarillas, prestado avionetas.

Inaceptablemente, se posterga también el funcionamiento de los comedores populares, medida recomendada a Vizcarra hasta por Gastón Acurio. Igual ocurre con las pruebas moleculares e incluso con las serológicas que escasean. Solo se escucha: ya vienen, se entregarán pronto, etc. Hace 20 días Vizcarra anunció que la curva del COVID-19 había llegado a la meseta. A la fecha estamos entre los primeros países en número de infectados.

Todo se maneja de manera militar. El ministro de Defensa, que no sabe de medicina, da su verde parecer: la cuarentena debe extenderse a diciembre. El premier está más que opacado. Antes la vocería la tenía el exministro del Interior, Carlos Morán, más cunda. Pero la apestosa denuncia sobre ‘Richard Swing’ (que se tumba a ministras) muestra una guerra feroz entre Morán y Vizcarra, quien respondió ventilando la compra del avión policial por US$ 65 millones y que Ucrania sostiene no podrá entregar.

La prensa aliada a Vizcarra es el oxígeno gubernamental. Ya viene la publicidad estatal y el amorío se encenderá más. Silencia la aglomeración de cadáveres en la playa de estacionamiento del hospital Cayetano y en otros nosocomios. Tampoco pueden entregarlos, jugando con el dolor de la gente. Los médicos advirtieron al Ejecutivo. La sordera persiste y los hospitales colapsan.

Nos palabrean afirmando que, con la militar fase 2 de la reactivación, el 80% de la economía estará en funcionamiento. Nadie lo cree, con ese criterio para qué la cuarentena. La perseguida Gamarra y Polvos Azules venderán por el ‘delivery’ que no tienen. Los medios callan. Tampoco publicitan el convenio del MEF con Bloomberg, que provoco un ‘publirreportaje’ internacional a la ministra de Economía. Súmenle las pasadas pintas en el zanjón a su favor y colegirán sin esfuerzo el libreto.

No habrá reactivación. El gobierno se dedica al populismo electoral, ofrece nuestro dinero a raudales y no puede ni con la reconstrucción del norte. Tendremos más muertos, menos trabajo y robos por doquier. Exclusiva responsabilidad gubernamental.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Opinión

Martín, Maki y Mario

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo