Connect with us

Opinión

Un fiasco más sí importa

Publicado

el

Señor Vizcarra, señor Martos, señora Mazzetti: Ya tenemos casi 50 mil muertos. ¿Cuántos más deben morir para que su "sabiduría" se ponga de manifiesto?



El presidente Vizcarra ha vuelto al guión de cuarentena dominguera cuyos resultados han fracasado rotundamente en su momento. El jefe del Estado cree que se puede prohibir la realidad por decreto, en este caso las reuniones familiares que se supone se dan los domingos.

Y es que ningún decreto puede prohibir que durante seis de los siete días de la semana los familiares o la gente se visite si le da la gana. ¿O la policía va a irrumpir en las casas para verificar el cumplimiento de la prohibición retórica?

De lo que se trata es de que a la gente no le dé la gana de reunirse. De que se disuadan a través de la razón o el miedo. Nada de eso tiene que ver con la cuarentena dominguera, y sí con una política de comunicación de riesgo que el gobierno no tiene. Eso pone de manifiesto la absoluta improvisación y la falta de imaginación del Ejecutivo que lleva a repetir aquello que ya ha fracasado. Por el contrario: la cuarentena dominguera le restará un día a la semana para que la gente realice sus actividades comerciales y afines, apiñándolas de lunes a sábado y favoreciendo los contagios.

Por ejemplo, si fracasa la cuarentena dominguera y las cifras de contagios y de muertos siguen en ascenso, ¿volveremos al confinamiento universal de lunes a viernes sabiendo que aquello también ya fue un fiasco no solo para la salud, sino que arruinó la economía? La lógica de la cuarentena siempre fue –según el gobierno– ganar tiempo y dotar al Estado de una infraestructura hospitalaria elemental para hacer frente a la pandemia. Tal circunstancia nunca se produjo en casi los seis meses del estado de emergencia nacional y sanitaria.

En China, verbigracia, se levantó en diez días un hospital en la ciudad de Wuhan, epicentro del coronavirus. Bueno, salvando las distancias, aquí había fondos suficientes para intentar replicar ese sistema. Y no pasaron diez días sino CIENTO CINCUENTA. ¿Cuántos hospitales se han levantado aquí luego de CIENTO CINCUENTA DÍAS? ¿Por qué no se ha descartado de raíz el uso de pruebas serológicas e implementado la universalidad de las pruebas moleculares, que son las únicas que determinan la existencia del virus? ¿Cuántas plantas de oxígeno se han construido en todo el estado de emergencia? ¿Por qué no se ha recurrido al sector privado y a las FF. AA. para dotar de (y agilizar) la logística sanitaria indispensable para combatir el virus?

¿Acaso todo esto no es algo de sentido común que nunca se ha hecho y que, por lo tanto, el gobierno puede y debe hacer para vencer a la peste? Apelar a la cuarentena dominguera es un insulto a la inteligencia, y a la salud y a la economía de los peruanos. Señor Vizcarra, señor Martos, señora Mazzetti: un fiasco más sí importa. Ya tenemos casi 50 mil muertos. ¿Cuántos más deben morir para que su “sabiduría” se ponga de manifiesto?

Foto: AFP

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El doble rasero en el Perú

Seguir leyendo

Opinión

Sí al voto preferencial

Seguir leyendo

Opinión

RBG y el TC

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo