Connect with us

Opinión

Un domingo como mañana

Publicado

el

No todos los días tenemos la oportunidad de tomar una decisión que trasciende a nuestro propio bienestar: esta es una de ellas.



Nuevamente tendremos que ir a votar. La estrategia será levantarse temprano pero evitar convertirse en miembro de mesa. Algunos no irán a votar para no chocarse con el desorden burocrático de la democracia involuntaria y con la exaltación de las colas. 

Desde 1980, la segunda vuelta presidencial ha tenido un promedio de alrededor de 80% de votos válidos. Durante ese tiempo, hemos pasado gobiernos inflacionarios inexpertos, dictatoriales que ayudaron a librarnos del terrorismo y caricaturescos que nos ayudaron a transitar hacia la democracia. Dimos una segunda oportunidad a unos y mejoraron; otros no estuvieron a la altura. Y así pasó la historia de nuestro Perú durante los últimos 36 años. Todo esto porque un domingo fuimos a votar.

Uno de los derechos más importantes de la historia —por el que hombres y mujeres han muerto— es el de elegir libremente a quien confiar el poder de gobernar su país. Es también uno de los instantes, en un mundo a veces injusto y en ocasiones duro, donde “el campo” realmente se nivela. Donde el pobre y rico, hombre y mujer, viejo y joven, gozan del mismo derecho y sus voces tienen el mismo peso para elegir libremente. C

Citando a Montesquieu, mañana en el Perú “el ciudadano común ejercerá su soberanía”.

Este ha sido el proceso electoral libre más agresivo que hemos vivido durante los últimos veinte años en el Perú; aun con todo, nos queda la libertad de elegir.

Se acabaron las palabras y simulacros: queda solo en nuestras manos y no en las de la prensa, de los políticos, de los grupos económicos o familiares. No debemos dejar que otros tomen la decisión por nosotros. No por presión, miedo o apatía.

No todos los días tenemos la oportunidad de tomar decisiones que trascienden a nuestro propio bienestar. Esta es una de ellas.

Al final del día, como cierto escritor americano sostiene, “las decisiones las toman aquellos que participan”. A diferencia de nuestros predecesores, que en algún momento de su vida no tuvieron esa opción, nuestros votos hoy aseguran mantener este mismo derecho para nuestros sucesores mañana.

En estas elecciones, cada voto cuenta más que en cualquier otro proceso que hayamos vivido. La historia del Perú de los próximos cinco años se escribirá solo porque este domingo fuimos a votar.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo