Connect with us

Opinión

Ugarteche y Aroche: siete consideraciones

Publicado

el

¡Un poco de coherencia, por favor!



Hace unos meses,  SUNARP autorizó la inscripción de un inmueble a favor de una pareja gay casada en Bélgica, considerando que los matrimonios entre personas del mismo sexo son permitidos en ese país. ¿El reconocimiento de esta  “sociedad conyugal” y sus derechos patrimoniales no sería acaso la comprobación de la validez de esa unión? Efectivamente, lo es.

No caben reconocimientos parciales y, en todo caso, ahora se ha generado una situación ambigua.

RENIEC se negó a inscribir el matrimonio de Ugarteche con  Aroche sobre la base de que el artículo 234 del Código Civil solo reconoce su validez si ha sido contraído entre un hombre y una mujer y no personas del mismo sexo. Y el Séptimo Juzgado Constitucional de Lima, contradiciendo esta disposición, ordenó a RENIEC la inscripción y pleno reconocimiento del matrimonio fundándose en el derecho constitucional a la no discriminación.

Algunas reflexiones:

1. Estoy absolutamente de acuerdo con el matrimonio entre parejas del mismo sexo y con que tengan la posibilidad de formar una familia. Vivimos en una sociedad plural; cada vez es más estrecho el espacio para timoratos y religiosos llenos de culpas. Sin embargo, debemos hacer las cosas correctamente.

2. El matrimonio es una institución jurídica regulada por ley, no un derecho fundamental. Simplemente, hay que modificar el Código Civil para que pueda efectuarse un matrimonio entre personas del mismo sexo en el Perú y para que aquellos realizados en el extranjero puedan inscribirse.

3. La bondad de la resolución judicial expedida por el Séptimo Juzgado Constitucional es el copioso sustento doctrinario de la supuesta inconstitucionalidad del artículo 234 del Código Civil. Sienta bases sólidas para un cambio legislativo inmediato, atendiendo el reclamo de los muchísimos peruanos que con justicia— merecen un escenario de apertura e igualdad.   

4. Una sentencia judicial no puede modificar la Ley. Hace unos días escuche a una líder de opinión expresar con contundencia: “Si la sentencia de un juez no es la Ley, ¿qué es la Ley?” La ignorancia es atrevida hasta en aquellos que se denominan expertos. Corresponde al Poder Legislativo esa potestad.

5. Frases como “triunfó el amor” y “finalmente pueden ser felices” son absolutamente cliché. Este no es un problema afectivo sino jurídico que es imperativo resolver.

6. En nuestro país la jurisprudencia es obligatoria solo por excepción. Debería existir coherencia entre los fallos de los organismos de la administración pública.

7. RENIEC tiene la facultad y hasta la obligación de apelar. En este caso, un registro constitutivo de derechos sería contrario a Ley… ¿o acaso tenemos una legislación tan elástica?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Momento decisivo

Seguir leyendo

Opinión

Los intocables

Seguir leyendo

Opinión

La persecución judicial del golpismo

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo