Connect with us

Opinión

Transporte: el asesino silencioso

Publicado

el

En accidentes de tránsito mueren más que en manos del sicariato, pero el tema ni fue mencionado en campaña.



El programa “Cuarto Poder” sacó anoche un revelador reportaje que nos golpea con una terrible realidad: en accidentes de tránsito está muriendo más gente que a manos del sicariato. Solo en Lima, cada 18 minutos hay un accidente de tránsito y, en promedio, mueren en la capital entre 2 y 3 personas. Y considerando a todo el país, hablamos de 10 muertos diarios, en promedio.

Curiosamente, este problema terrible que nos aqueja por décadas no fue ni tocado levemente en la campaña electoral. Pues bien, el flamante gobierno de Pedro Pablo Kuczynski tiene la oportunidad de hacer verdadera historia y enfrentarlo, en un país cada vez más urbano y donde el tráfico es una pesadilla; mientras que el interurbano es, cuanto menos, altamente peligroso.

Algunos claman por un “zar del transporte”. Pero no es necesario. El “zar” ya existe, y debe ser el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC). Pues porque sencillamente el problema hace años que ya desbordó a las capacidades municipales —en especial, las de Lima—. Hacen lo que pueden, pero no alcanza.

Esto supone revaluar el posicionamiento y el peso de este ministerio. Desde que se concesionaron la mayoría de carreteras nacionales importantes y los principales puertos y aeropuertos, así como completada la privatización de la telefonía, el rol del MTC ha devenido en casi una mesa de partes sin el protagonismo que adquirió, por ejemplo, en los años noventa. Años en los que era la estrella de la modernización del Estado y el sector émbolo de la recuperación económica por el lado de la infraestructura.

Fue así transfiriendo funciones y tareas a municipios, por ejemplo, los accesos a Lima, incluyendo a la carretera Ramiro Prialé. Y solo quedó a cargo de infraestructura menor, ante la ausencia de nuevos desafíos que bien pudo plantearse, como por ejemplo, la construcción de túneles transandinos o nuevas carreteras de alto alcance. Solo el Metro de Lima podría ser la excepción, pero su participación en la controvertida Línea 2 echó más sombras que brillo a la presencia de este importante ministerio.

Es tiempo de que el MTC recupere presencia. Y para eso tiene que volverse fuerte de nuevo.

El liderazgo que le puede imprimir una figura notable del nuevo gobierno como el vicepresidente Martín Vizcarra, haría posible tal reposicionamiento. Con el añadido de que ningún ministerio como el MTC está tan ligado al tema que apasiona al primer lugarteniente de PPK: la descentralización. Esperemos, por el bien de todos, que lo logre.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Posverdad

Seguir leyendo

Opinión

Mesa directiva, ¿mesa servida?

Seguir leyendo

Opinión

Gabinete: en manos del Congreso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo