Connect with us

Opinión

Tragicomisiones

Publicado

el

Grupos de investigación del Congreso deben cambiar procedimientos o seguirán desacreditándose.



El presidente de la comisión “Lava Jato”, el congresista Juan Pari, muestra su desazón por la imposibilidad de reunir las firmas necesarias que permitan convocar una sesión extraordinaria del pleno parlamentario en la cual se debatan los tres informes emanados de ese grupo de trabajo. Señala que “no hay voluntad política” de la gran mayoría de sus colegas para discutirlos porque comprometen a los tres últimos gobiernos (Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala).

Es de lamentar que las conclusiones de esta investigación no hayan podido someterse a la dilucidación del pleno del Congreso como se esperaba. Fue la intención del titular de este órgano del Estado, Luis Iberico, cerrar su mandato con todos los informes de las comisiones investigadoras y de Fiscalización aprobados o rechazados. Por ello priorizó algunos que estaban encarpetados hace dos o tres años, como por ejemplo el de la comisión López Meneses.

Aquí el tema de fondo, desde mi perspectiva, no es la ventilación de tales informes sino la mecánica parlamentaria para investigar y su verdadera fortaleza para hallar indicios razonables de la comisión de delitos que permitan a las instancias judiciales canalizar un proceso.

Lo cierto es que, en su gran mayoría, la forma y el resultado de esas investigaciones son deplorables. Como forma, porque el ruido se impone a las nueces. Siempre he dicho que cuando un político investiga a otro político no busca justicia sino venganza. Tirios y troyanos ganan los espacios mediáticos según sus simpatías o antipatías por los investigados, rompiendo la reserva absoluta que deberían tener estas pesquisas como ocurría en el pasado.

También cuando se paraleliza el trabajo indagatorio del Ministerio Público o se desconocen los procedimientos mínimos del objeto de la investigación. El mismo Pari tuvo que suspender un apresurado viaje que había organizado a Brasil porque las autoridades federales de ese país abocadas al caso Lava Jato le dijeron que no soltarían prenda.

Y el resultado, igualmente en su gran mayoría, sirve muy poco para el ámbito fiscal cuya velocidad indagatoria como hemos dicho supera con creces a la del Congreso. Cabe aquí que el nuevo Parlamento 2016-2021 discuta con seriedad el cambio de los mecanismos de trabajo de las comisiones investigadoras. De otra forma, seguirán hundiéndose en el descrédito.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo