Connect with us

Opinión

Todos los hombres del GEIN

Publicado

el

El mayor reconocimiento que podemos hacer al Grupo Especial de Inteligencia es fortalecer su unidad operativa habilitándola con recursos económicos y tecnología de punta, para que hagan frente a sectores violentistas que actúan al margen de la ley.



Al conmemorarse un nuevo aniversario de la captura de Abimael Guzmán ocurrida el 12 de septiembre de 1992, todos los sectores democráticos han expresado su reconocimiento al eficiente trabajo desarrollado por la Policía Nacional, que a través del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), creado el 5 de marzo de 1990 durante el gobierno del presidente Alan García, logró capturar al máximo líder de Sendero Luminoso y desarticuló esa organización criminal.

Desde esa fecha, los peruanos comenzamos a respirar aliviados después de dos décadas de infernal violencia, que llevaron a la tumba a veinticinco mil seres humanos y causaron incalculable destrucción material, frenaron las inversiones y confiscaron nuestras libertades. Militares, policías, autoridades, ronderos, profesionales, cooperantes internacionales, humildes campesinos y miembros de partidos políticos cayeron abatidos por SL. Muchas víctimas fueron perversamente torturadas y masacradas, para después despedazarlas con cartuchos de dinamita.

Fue un tiempo de barbarie y crueldad, que debemos recordar con la exigencia cívica de que se adopten medidas preventivas para que esos episodios dolorosos no se repitan, sobre todo cuando ahora observamos que la violencia retorna a través de turbas radicales que bloquean carreteras y atacan policías. Ayer, por ejemplo, trabajadores antimineros –con banderas y polos rojos– penetraron en la sede del Ministerio de Trabajo, destruyeron parte de sus instalaciones y agredieron a la fuerza pública. Esos mismos grupos son responsables de incendiar vehículos y enfrentarse a la policía en el sur del país, hiriendo a numerosos efectivos.

El mayor reconocimiento que podemos hacer al GEIN, en consecuencia, es que el Poder Ejecutivo y el Congreso se comprometan a fortalecer esa unidad operativa habilitándole recursos económicos y equipamiento de tecnología de punta, para que hagan frente a sectores violentistas que actúan al margen de las leyes. La experiencia que han acumulado durante treinta años, en suma, no puede desaprovecharse.

Estos homenajes, sin embargo, no han sido completos. Uno de los líderes más representativos del GEIN y artífice de la captura de Guzmán, el coronel Benedicto Jiménez, fue excluido de la condecoración “Medalla Defensores de la Democracia”, que el gobierno del presidente Pedro Pablo Kuczynski entregó el 2017 a los otros 86 efectivos de esa unidad de élite. Dicha exclusión se debería a que ese oficial se encuentra procesado por asuntos que no tienen ninguna vinculación con el trabajo policial que desplegó 28 años atrás.

Como autor de la ley 29031 promulgada el 2 de junio del 2017, que crea el Día de los Defensores de la Democracia y la correspondiente condecoración a favor de quienes se han distinguido en la lucha contra el terrorismo, pienso que debemos resarcir esa omisión y entregar la presea que se merece al coronel Jiménez, rectificación que sería recibida con satisfacción por sus compañeros de arma y por un gran sector de la ciudadanía.

Foto: Difusión

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo