Connect with us

Opinión

Tinta amarilla

Publicado

el

Saludo al nuevo director periodístico de El Comercio, Canal N, La República y apéndices: Martín Vizcarra Cornejo. ¡Felicidades!



Leo todas las portadas de hoy y, a excepción de dos, Úrsula Letona es la protagonista del amarillismo periodístico de una prensa que se parece a la de Pravda o Izvestia de la difunta dictadura de la Unión Soviética. El Comercio da pena (ni se diga de la segundilla).

¿Estamos en Corea del Norte? Pareciera por la unanimidad de intereses enfocados en un solo objetivo: exterminar al partido mayoritario en el Congreso y pasarle la franela al gobierno de la manera más descarada posible. Porque, ¿es para portada, para abridora, para noticia principal la renuncia de una congresista que ademas ha dicho que seguirá apoyando con sus votos a la bancada a la que renunció y que mantiene incólume su amistad y su lealtad por Keiko Fujimori, la líder de partido secuestrada por Concepcion Carhuancho sin acusación fiscal (¿y la apelación para cuándo, señor carcelero?).

¿Cuál es la noticia para primera plana? O sea, la propia Letona –según su dicho– afirma que su renuncia obedece a un problema personal con otra congresista, ¡y al ponerlo en portada todos los medios se convierten en revistas del corazón!

Seamos francos: Úrsula Letona aprovechó el pretexto más a la mano que tuvo para retirarse de un partido que atraviesa un momento difícil. No la voy a juzgar. Pero apenas hace una semana renunciaron a la bancada de gobierno Güido Lombardi, Salvador Heresi, Patricia Donayre y varios más, sin que a nadie en las redacciones se le haya movido un pelo ni, mucho menos, se les haya ocurrido ponerlos en portada y headlines de los noticieros.

¿Por qué? Pues muy simple. El cartel mediático tiene una sola consigna: resaltar todo aquello que perjudique a un partido y pasar por agua tibia todo lo que ponga en tela de juicio el gobierno de Martín Vizcarra; es decir, refrendar la mentira de que aquí hay equilibrio de poderes con el pretexto de que la prensa “independiente” es la garantía de una democracia sólida y robusta.

Lo cierto es que la prensa y el gobierno estan coludidos en un mismo fin: aniquilar a Fuerza Popular y al Apra en contubernio con el IDL, sus jueces y fiscales y procuradores en el sistema de justicia (ya salieron los ïlustres¨de la “sociedad civil¨ a exigir que se quede en su puesto Prado Saldarriaga, pese a que él mismo ya dijo que solo ocuparía hasta diciembre la presidencia del Poder Judicial).

Desde la CADE 2018, Roque Benavides ha advertido también sobre un dictadura fiscal y judicial contra el empresariado para evitar que este nunca más se meta en política –o sea, a apoyar a candidatos de derecha que son los que defienden el sistema capitalista–, so pena de ser citados por miles ante los tribunales para hacerles la vida imposible. Por lo pronto, sería bueno que, al igual que expulsaron sin miramientos de la CONFIEP a Jorge Barata una vez conocido el escándalo Lava Jato, su presidente se anime de una vez a poner en salmuera a los capitostes de las consorciadas.

No obstante los esfuerzos de la tinta amarilla aceitada por la propaganda estatal para callarlas, muchas voces vienen advirtiendo que en el Perú la democracia y el estado de Derecho no están bien y que eso de la prensa independiente no es más que un cuento chino.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo