Connect with us

Opinión

“They are not the children”

Publicado

el

Los violadores de derechos humanos no son los funcionarios gubernamentales que cumplen con su deber, ni mucho menos Trump, sino aquellos padres que utilizan a sus hijos como "escudos humanos" para no ser deportados cuando cruzan ilegalmente la frontera.



Donald Trump ha tomado una medida trascendental para su presidencia y, en realidad, para el mundo: ha roto con la ONU. Es más, le ha dado un portazo al Consejo de Derechos Humanos, uno de sus órganos que –aunque reciente– es de los más emblemáticos.

Como era de esperar, la reacción de ese vetusto organismo creado luego de la Segunda Guerra Mundial ha sido la reiterada condena al gobierno de Trump y a su política antimigratoria de tolerancia cero en la frontera con México. Este fue el detonante para la decisión del POTUS, luego de que la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos denunciara la separación de cientos de niños inmigrantes de sus padres en la frontera sur de Estados Unidos en los últimos meses.

Por esto se acusa a Trump de violar los derechos humanos. Pero lo que no se dice es que Trump está haciendo cumplir la ley que ordena que los adultos que crucen la frontera sin estar autorizados para ello sean procesados como criminales de inmediato. En ese sentido, los violadores de derechos humanos no son los funcionarios gubernamentales que cumplen con su deber, ni mucho menos Trump, sino aquellos padres que exponen a sus hijos como “escudos humanos” y los utilizan como “argumento humanitario” para no ser deportados cuando cruzan ilegalmente la frontera. Este ha sido un modus operandi que, como muchos otros, fue utilizado durante décadas por los inmigrantes ilegales al amparo de los diversos gobiernos americanos que se hicieron de la vista gorda, en buena medida para no enfrentar un problema (“de imagen”) que hoy se ha convertido en insostenible.

Se ha llegado a justificar incluso la mano blanda de esos gobiernos con el hecho de que los migrantes huyen de la violencia en sus países de origen. ¿Y? ¿Acaso la ley migratoria de los Estados Unidos se ha abolido para que no se cumpla? ¿Acaso la migración ilegal no lleva décadas de décadas, aún cuando México era un paraíso donde Elizabeth Taylor y Richard Burton pusieron de moda a Puerto Vallarta y el sha de Irán compraba haciendas en Cuernavaca?

Los demócratas –que han dejado pasar a cuanto ilegal han podido por la frontera con México– han comparado la ley de tolerancia cero de Trump con los campos de concentración en los que los Estados Unidos encerró a los japoneses americanos durante la Segunda Guerra Mundial. ¿Y no fue acaso el gran presidente demócrata Franklin Delano Roosevelt el que los puso allí? Por el contrario, ¿los ilegales detenidos y procesados como criminales por la ley de tolerancia cero son americanos?

Otros, como algunos intelectuales judíos, han visto en la separación de padres e hijos por la ley antimigratoria de tolerancia cero el testimonio del nazismo en el gobierno de Trump. ¿Ah, sí?  ¿Los judíos querían entrar a la Alemania Nazi? ¿O más bien querían huir?

Así las cosas, no existe ningún argumento lógico que sostenga que los padres que delinquen y que son procesados por ello no deban ser separados de sus hijos. Sucede todos los días y en todos los países del mundo, ¿o un padre estafador, ladrón u homicida se lleva a su hijo a su celda mientras es procesado y sentenciado por su delito? ¿Por qué entonces tendría que ser distinto para aquellos que violan las leyes migratorias?

No hay ninguna justificación a no ser la absurda que sostenga que las leyes migratorias están hechas para ser violadas. Y si es así, ¿por qué no todas las leyes?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo