Connect with us

Opinión

También viene: ¡el contralor!

Publicado

el

Fujimorismo y PPKausismo pueden encontrar pronto las mejores causas para coincidir otra vez y culminar el control político.



Los efectos de un control político congresal, inédito en lo que va del siglo, se dan a todo nivel. El fujimorismo condicionó la confianza a la posibilidad de que Zavala regrese al día siguiente y diga la verdad sobre el verdadero estado en el que Humala y su cónyuge dejaban el aparato de Estado. Y vaya si nos enteramos de cifras y situaciones de espanto. Pero esto es política y el gabinete parece estar en manos de técnicos. 

Uno de ellos, el acreditado ministro de Economía, interpretó la aquiescencia de Zavala en el Congreso como luz verde (disculpen la expresión) para dejar atrás cualquier acuerdo cocinado en los almuercitos palaciegos. Luz verde para dejar de simular y expresarse por fin con franqueza. Luz verde para desnudar, aunque sea espontáneamente, la usurpación nadinista.

El control político terminará por apartar a los protegidos del antiguo gobierno que han sido sembrados en puestos claves. Tendrán que irse todos y no por las palabras de Thorne. Sí por las de Zavala en el Congreso. Si admito que OH y su cónyuge hicieron lo que quisieron con el chicheñó de los funcionarios más altos, ¿qué hago conservando en mi gabinete ministros y viceministros de ese régimen manchado por la flagrante usurpación de funciones?

Pero, atención, el cuestionamiento de la mayoría parlamentaria no se limita al gabinete y a su plantel de funcionarios. También incluye la figura de un contralor elegido a último minuto bajo protesta del fujimorismo por estar asociado al abogado defensor de Nadine Heredia. Ahora que la tormenta after Thorne abre una lata de lombrices… sería bueno no olvidarse de esos cuestionamientos al contralor, socio del defensor de Heredia.

El contralor sabe que el nuevo Congreso lo puede vacar y se está manejando como un político redomado a fin de poder argumentar, llegada la hora, que lo sacan porque quería investigar. Ya una vez OH y cónyuge nombraron a un fiscal pariente que les daba confianza y que fue luego sacado del cargo. Pero en su intento por evitar el control político, esta vez institucional, Ramos Heredia se manejó igual que el actual contralor, montando un show con el caso Edita.

El contralor quiere ahora usar la Línea 2 para quedarse. Pero el fujimorismo y el pepekausismo pueden encontrar pronto las mejores razones para coincidir otra vez y culminar el control político.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Caviares no quieren soltar el TC

Seguir leyendo

Opinión

COVID-19: fiasco gubernamental

Seguir leyendo

Opinión

El verdadero grupo de poder

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo