Connect with us

Opinión

Sube (pero no hace obra)

Publicado

el

Llama bastante la atención que el presidente Martín Vizcarra --con evidentes aspiraciones al 2021 así lo niegue su premier-- alcance según el último sondeo de Datum, el 61% de aprobación sin haber ejecutado ningún proyecto de magnitud ni tampoco resuelto meridianamente algunas urgencias, sino todo lo contrario.



Es impresionante cómo el presidente de la República, Martín Vizcarra, ha alcanzado, según la última encuesta de Datum, el 61% de aprobación sin haber ejecutado -o al menos anunciado su ejecución- alguna obra de magnitud ni tampoco resuelto meridianamente ciertas urgencias, sino todo lo contrario: no ha reducido la anemia, la reconstrucción sigue entrampada, la inversión pública está en caída libre, la recaudación fiscal no ha mejorado pese al lesivo aumento del ISC… y un sinnúmero de etcéteras que se traducen en una economía que no despega. ¿Alguien acaso le conoce algún logro a este gobierno pepekausa?

A decir verdad, lo único ostensible que ha hecho Vizcarra es poner contra las cuerdas a un impopular Parlamento (cuya mayoría fujimorista desaprovechó la oportunidad de liderar reformas), que debe correr para aprobar los cuatro proyectos palaciegos de reforma política-judicial hasta el 4 de octubre y, de esta manera, que sean llevados a un eventual referendo en diciembre. Cuidado: si siguen las sesiones de la Comisión de Constitución y Reglamento se darán cuenta de que este apuro es irresponsable porque estamos hablando de importantes modificaciones en la Carta Magna, que sin la debida reflexión ulteriormente podrían ser dañinas.

No obstante, también es cierto que cualquier parlamentario (más aún si es de Fuerza Popular, a pesar de que la izquierda es la que no colabora) que le ponga peros –así sean justificados– a las iniciativas vizcarrinas será tildado de “obstruccionista” por la gran prensa, que cruza los dedos por la eliminación de la Ley Mulder. Así, ante el pánico al periodicazo, podemos esperar entonces que este Parlamento le dé luz verde próximamente a la no reelección de congresistas. ¿El penoso resultado? Una representación nacional inexperta para el 2021, que difícilmente podrá cumplir con su rol fiscalizador y legislador.

La actitud confrontacional de Martín Vizcarra –quien recorre todo el país para alimentarse del alarido “cierren el Congreso”– solo respondería, así el aún legislador apepista César Villanueva lo descarte a rajatabla (como cuando negaba que sería premier), a que está haciendo campaña para el 2021. Craso error: hasta sus más adulones (que cada día son más los interesados) han declarado que jamás hubieran votado por él.

Esta postura quedó reflejada en las declaraciones del exgobernador moqueguano del martes: pesar de que el grupo de trabajo liderado por Rosa Bartra viene avanzando para cumplir con los plazos, el presidente reclamó inmerecidamente no desnaturalizar las cuatro reformas constitucionales para que su bendito “referendúm sea con cuatro preguntas”. En respuesta, Luz Salgado, Lourdes Alcorta, Mauricio Mulder y Víctor Andrés García Belaunde lo emplazaron a que se ponga los pantalones y se atreva de una vez por todas a disolver el Parlamento.

Y hace unas pocas horas, el fiscal de la Nación puso de su propia cosecha: “Ponderación, presidente Vizcarra. Basta de interferencias. Las 46 denuncias en su contra (43 de su propio pueblo) serán tramitadas con el debido proceso. Respete a las instituciones y a la democracia”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Opinión

Martín, Maki y Mario

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo