Connect with us

Opinión

¿Somos juguetes del MEF?

Publicado

el

Más que transformar a la Sunat de cariñoso chihuahua a agresivo doberman --bravo, peligroso y muy destructivo-- le aconsejaría al ministro Tuesta que la convierta en un astuto zorro: que desarrolle los cinco sentidos del organismo, y su capacidad de anticiparse a las oportunidades y de aprovisionarse en épocas de escasez.



David Tuesta debe haber encontrado tal batahola cuando llegó al MEF que sus declaraciones son fruto de la desesperación: nada políticas, más bien llevan una buena dosis de terror para un país que está cómodo con un ente recaudador amigable y cuya falta de recursos la atribuye, exclusivamente, al inmerecido gasto estatal y a la corrupción.

El premier ha tenido que salir al frente para apaciguar los ánimos, declarando que “no habrá una reforma del Impuesto a la Renta”. Y sería importante saber qué se entiende por reforma en este contexto. ¿Una transformación del sistema o pequeños ajustes? Queda clarísimo que todos desean que la deducción ciega de siete unidades impositivas tributarias (S/. 29 050 para el 2018), cuyo valor se reajusta todos los años, sea inamovible. Nadie que hoy esta inafecto por la sola voluntad de la ley quiere que le cambien sus escenarios. Una persona que gana cerca de S/.2,500 soles  y que tiene milimétricamente dispuesto ese monto para cubrir sus gastos mensuales, no puede hacer un guardadito para pagar impuestos.

Las eventuales deducciones personales no lo compensan; más costosa es la asesoría del contador o el pánico de estar sujeto a fiscalización de la Sunat. En todo caso, se promoverá que los contribuyentes se gradúen como “arquitectos de la evasión fiscal” diseñando frágiles estructuras de deducciones personales para no pagar un centavo que, a su turno, demandarán una minuciosa revisión del ente recaudador. Señores del MEF, costo-beneficio no lo justifica.  Si se cobró Pensión 65 de 22,459 personas fallecidas, ¿qué malabarismos no se harán para inventar gastos o deducciones, jugándosela a no ser descubiertos o favorecidos con la prescripción?

No es razonable que le cambien las reglas de juego de esa manera cuando hay muchos –visiblemente boyantes– que no contribuyen jamás. Además a nadie le gusta pagar, más aún cuando se carece de transparencia y visibilidad de los destinos del gasto público.

Comprendo la turbación del ministro: cortar grasa en el Estado es muy laborioso, y se hace más pesado si tus propios compañeros de Gabinete o la vicepresidenta te sacan la vuelta (decir que tuvo que comprar un pasaje en business porque la clase económica estaba agotada es una de las excusas más burdas que he escuchado recientemente). A pesar de la pobreza de nuestra infraestructura aeroportuaria y del reducido número de aerolíneas, hay razonable oferta de rutas para llegar a París. Además, estas reuniones internacionales están calendarizadas con mucha anticipación: mejor hubiera sido admitir el error.

Más que transformar a la Sunat de cariñoso chihuahua a agresivo doberman –bravo, peligroso y muy destructivo– le aconsejaría al ministro Tuesta que la convierta en un astuto zorro: que desarrolle los cinco sentidos del organismo, y su capacidad de anticiparse a las oportunidades y de aprovisionarse en épocas de escasez.

Comprendemos que la pérdida de cuatro puntos en la recaudación no es broma pero no perforemos el bolsillo de los que menos ganan. Y, más importante, tampoco desgastemos al Gobierno con idas y venidas que le quitan credibilidad.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Fraude en Bolivia: la responsabilidad de Almagro

Seguir leyendo

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo