Connect with us

Opinión

Sombría salida de la cuarentena

Publicado

el

El paulatino proceso de levantar la cuarentena debe tener como meta la recuperación económica, sobre la base de la modificación radical del gasto público y privado y una radical transformación del presupuesto estatal.



Esta coyuntura pondrá en evidencia que los países que tuvieron la capacidad de generar crecimiento económico y solidez financiera serán los primeros en salir de la crisis, aunque hoy tengan cifras escandalosas de contagio y muerte. Tarde o temprano, si tienen recursos económicos y políticos inteligentes, saldrán adelante: esto porque si su sistema financiero subsiste con mínimos grados de solidez, este podrá financiar a las empresas que más empleo generan y mayor expansión exhiben.

Ello supone, además, que los gobiernos deban modificar radicalmente la lógica de sus gastos, para que sus recursos recabados no se despilfarren en aras de la demagogia por la búsqueda del poder. Sin escatimar ningún aplauso por el manejo temprano de la cuarentena en nuestro país por parte del gobierno, nada de eso habrá servido si ciudadanos sanos y en edad de producir caen en la nueva pandemia que reemplazará la actual… y que no es otra que la pobreza.

Y, en ese sentido, el gobierno peruano no inspira confianza alguna. Ni PPK ni Vizcarra tuvieron los arrestos de frenar la riada de recursos botados a la basura por las decisiones corruptas y vendepatria que heredaron del gobierno de Humala. No lo olvidemos. Esa caricatura presidencial hipotecó mas de 20 mil millones de dólares en “obras” absolutamente inservibles y, encima, boicoteó las urgentes. Una mente enferma que decidió desechar, literalmente, 7 mil millones de dólares en una refinería inútil, 1200 millones en unos juegos deportivos de tercer nivel, 7 mil millones en un gaseoducto corrupto con Odebrecht, 8 mil millones en el tramo 2 del tren eléctrico, 5 mil millones en un satélite-chatarra, otros 8 mil millones en armamento y otras exquisiteces faraónicas más.

Hoy no extraña que en el actual Congreso de rabonas del gobierno se pretenda que los pensionistas se coman su propia plata, cuando lo que debieran haber aprobado es la cancelación de esos contratos leoninos, la asignación de esos recursos a la construcción de hospitales y a apalancar el crédito de las pymes, que son las que dan empleo. Pero vienen con la demagogia barata e ignorante que, en realidad, le mete la mano al bolsillo de la gente. Venden el cuento de las malditas AFP, y quien lo hace es un congresista que ganará sueldo de general hasta que se muera, más chofer, mayordomo, gasolina, seguro médico y gollerías, todo fina cortesía del pueblo peruano.

Es verdad que la propuesta de reducirse los sueldos que lanzó la señora Marianela Ledesma, presidenta del TC, no va a solucionar el problema, pero sí hay que destacar que ese gesto pone el dedo en la llaga: ¿donde están todos esos guaripoleros de la prensa mermelera que aplaudieron que los ministros se dupliquen el sueldo? Pidiendo más plata en publicidad. ¿Dónde andan los que aplaudieron los 530 millones que la Fiscalía le entregó a Odebrecht? ¿Dónde están los 80 hospitales que Vizcarra prometió para el 2019? ¿Por que ningún periodista le pregunta si siquiera uno de esos nuevos hospitales esta funcionando contra el COVID-19?

¿Y ahora quieren que los ciudadanos se coman su plata hoy y tengan hambre mañana?  Eso se parece mas a el “¡Vivan las cadenas!”  que le gritaban a Fernando VII, en el paroxismo del culto a su corona.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El verdadero grupo de poder

Seguir leyendo

Opinión

Lampazo

Seguir leyendo

Opinión

Especulación, cárcel y soluciones

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo