Connect with us

Opinión

Sodalicio: inconsistencia testimonial

Publicado

el

¿Se ha visto Salinas, en su doble condición de exmiembro y víctima, en la necesidad de obviar algunas informaciones, o de tener un embudo ancho por un lado y bien chiquito por el otro para favorecer o no perjudicar a sus amigos?



Leí con atención el artículo “Recuerdos e interrogantes sobre Pedro Salinas y el Sodalicio”, publicado recientemente en laabeja.pe. El autor y también director del sitio informativo, Luciano Revoredo, desgrana en tono testimonial una serie de recuerdos relacionados con el periodista Pedro Salinas, su paso por el Sodalicio de Vida Cristiana, su alejamiento de este grupo, y su posterior oposición al movimiento religioso.

Más allá de la curiosidad anecdótica que despierta la información, se plantean algunas interrogantes que consideramos pertinentes recoger: Revoredo, por lo demás, ha venido señalando diversas inconsistencias en el proceder del periodista que no se deben pasar por alto.

En primer lugar, la información acerca de la relación entre Pedro Salinas y Virgilio Levaggi es trascendente. Revoredo da indicios creíbles de su amistad antes, durante y después de la salida de Pedro Salinas del Sodalicio. A partir de esto se abre el campo a la especulación. Pero no es necesario tejer historias por ahí. El dato importante que se presenta a partir de lo revelado por Revoredo es el siguiente: si Salinas era tan cercano a Levaggi y luego Levaggi es señalado como abusador, ¿no sería posible pensar que Salinas sabía algo respecto de las andanzas de Levaggi mucho antes de que se destape el caso Sodalicio?

Tal pregunta se plantea siguiendo la misma lógica que utiliza Salinas para incriminar, incluso como encubridores, a personas que fueron cercanas a Doig o a Figari. ¿Por qué en su caso sería distinto?

Siguiendo la misma lógica, la segunda interrogante que se nos presenta tiene que ver con la Comisión que dirige el congresista De Belaunde sobre casos de abuso sexual a menores. Sabemos que el congresista ha recibido la declaración de Pedro Salinas en su comisión. Seguramente, ha presentado su testimonio como víctima del Sodalicio, así como los resultados de su investigación. La pregunta, entonces, es: ¿El congresista lo ha interrogado como exmiembro de la organización que podría haber tenido él mismo información sobre abusos que en su momento no develó?

Recordemos, por ejemplo, el silencio mantenido respecto del accionar de Luis Cappelleti en contraste con la sonada campaña que ha hecho en contra de otros miembros de la llamada “generación fundacional” del grupo Sodalicio. ¿Se ha visto Salinas, en su doble condición de exmiembro y víctima, en la necesidad de obviar algunas informaciones, o tener un embudo ancho por un lado y bien chiquito por el otro, para favorecer o no perjudicar a sus amigos?

Para alguien que ha seguido de cerca el caso Sodalicio, considero que son interrogantes válidas. Parecería que se empieza a contar la historia recogiendo ángulos y datos que Pedro Salinas no incluyó en su investigación. Toda la gente que ha confiado en sus indagaciones y versión de la historia espera una respuesta aclaratoria por parte de Pedro Salinas.

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo