Connect with us

Opinión

Sin novedad en el frente

Publicado

el

No se están ordenando las prioridades y esa pasividad puede tener una facturación muy alta.



Ya he reiterado en otras oportunidades la falta de tacto y manejo político del Ejecutivo (léase PPK) en su primer año de gobierno. La percepción de debilidad en el liderazgo para afrontar los problemas y reclamos de la ciudadanía es abrumadora: pareciera que existe un atolondramiento general en nuestras autoridades, que por su falta de reflejos nos están llevando a un camino turbulento y con un final incierto. Veamos:

1. Desde noviembre del año pasado la Federación Nacional Unificada de Trabajadores del Sector Salud (FENUTSSA) ya había exigido la atención a sus demandas sin resultado. Luego, en julio de este año, los médicos del MINSA fueron a la huelga indefinida solicitando mejoras en infraestructura, abastecimiento de medicamentos y mejoramientos de equipos para una mejor atención a los usuarios.

Prácticamente todo el norte del país se encuentra con el servicio médico restringido, y a todo esto la ministra de Salud se reunió con la Federación Médica —ente sin representación real del gremio—. Mientras tanto, la huelga se agudizó en todo el país dejando sin atención a gran parte de  la población.

2. El 15 de junio (hace casi dos meses), el Sindicato Único de Trabajadores en la Educación del Perú (SUTEP) inició una huelga indefinida solicitando mejores ingresos y una óptima capacitación previa a las evaluaciones pertinentes: la imperturbable ministra de Educación respondió que los huelguistas serían despedidos. La reacción de los maestros era de esperarse; en el sur del país los colegios están paralizados y en Lima cientos de profesores tomaron las calles con una acción cada vez más radicalizada y desafiando la amenaza del Ejecutivo. ¿Y nuestros niños? Ellos, quienes representan el futuro del país,  siguen mirando impávidos como transcurren los días sin ir a clases.

3. Como si se tratara de un placebo, los medios informan que nuestro gobierno ha dispuesto la expulsión del embajador venezolano —algo que debió hacer semanas atrás—. Ya no deja lugar a dudas que PPK adolece del llamado timing político, es decir, no sabe dar pausa o velocidad a la comunicación situaciones con vistas a obtener resultados positivos en las gestiones realizadas. Y es que me pregunto si a los médicos o a los profesores les interesará en estos momentos cómo están nuestras relaciones con el país llanero.

No se están ordenando las prioridades nacionales y esa pasividad puede tener una facturación muy alta. El país se está convirtiendo en un polvorín, y no hay señales de quienes deberían darnos al menos indicios de solución a los problemas sociales, económicos y políticos. Todo parece indicar que por el momento la respuesta que recibiremos será: “Sin novedad en el frente”.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo