Connect with us

Opinión

Sin lugar para la ética

Publicado

el

Una victoria de la hija de Fujimori es una vuelta al pasado indeseable.



Francisco Miró Quesada Rada firma en el diario decano un excelente artículo sobre ética y fujimorismo. Coincide con el fiscal Avelino Guillén en la advertencia de que si llegara Keiko Fujimori al gobierno sería una extensión de la voluntad política de su padre, expresión de una misma manera de entender la política, en la que se mezclan el autoritarismo con el populismo y el clientelismo. En donde el control del poder sirve para beneficiar al grupo que lo ejerza.

Palabras mayores. El debate final podrá convencer a los muchos indecisos pero lo único que no se discute es el aspecto moral, la ética que debería estar unida con la política como servicio. Porque, como afirma FMQ, votar por Keiko es hacerlo por su padre, quien de esta manera retornará al poder tras bambalinas. Una victoria de la hija Fujimori es la vuelta al pasado indeseable, al estilo autoritario del cual nunca ha renegado. Lo encarna.

Tal vez no haya herencia biológica pero hay experiencia vivida y privilegios palaciegos disfrutados. Ello marca la actitud, como se dice ahora, que responde a la ambición por el poder y el dinero, algo que desde su adolescencia bebió en un entorno familiar disfuncional con una madre torturada, un padre autoritario y sin escrúpulos, y un tío protector y eficiente, Vladimiro Montesinos, que cultivaba con fruición el poder omnímodo al alcance de la mano.

La indignación y el temor resurge en quienes hicimos oposición en esos tiempos, que sufrimos el amedrentamiento y el sistema de corrupción que subordinó la libertad de prensa y de expresión, y que avasalló a muchos periodistas y empresarios de medios. ¿Alguien podría asegurar que no se repetirá? La hipótesis de trabajo es el silenciamiento de lo inconveniente para dejar paso a la pulla irrespetuosa y a la ausencia de respeto. Al igual que en los diarios chicha las tribunas aguantan todo, como sucedió en el debate en Piura.

FMQ desmiente el argumento de los partidarios de Fujimori, quienes afirman que era muy joven para darse cuenta de los delitos y violaciones del fujimontesinismo. “Si a los 19 o 20 años una persona no distingue entre el bien y el mal o tiene ceguera ética o carece de conciencia moral, esto sí es grave, muy grave. Sobre todo si pretende la primera magistratura de la nación”.

Que importante sería poder discutir los aspectos morales ligados a lo político. Sobre todo porque Keiko Fujimori, aunque no fuera elegida presidenta, ya tiene en el Legislativo una mayoría definitiva que tomará las decisiones cruciales para el país.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Greta Thunberg, Lindbergh y Cristóbal Colón

Seguir leyendo

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo