Connect with us

Opinión

¡Sin concertación mancamos!

Publicado

el

La economía ya no crece de noche mientras los políticos duermen.



Ahora que el reconocimiento de Keiko Fujimori ha terminado por fortalecer el resultado de las elecciones más apretadas de nuestra historia, robusteciendo nuestra fibra democrática, cabe respirar un momento y dedicar un pensamiento a algunos grandes opinantes que nos dejaron unos “firmados” para el recuerdo. Como Levitski afirmando que “las elecciones presidenciales peruanas no serán plenamente democráticas”. Y varios más. Hasta Gustavo Gorriti argumentando que estaba en marcha un fraude con la complicidad del Apra y PPK.

Vaya campañita que hemos tenido. Ahora es momento de aprender a convivir. Eso no será fácil. No importa cuántos congresistas tengas o cuantos te falten. Lo único que espero es que tirios y troyanos hayan entendido que se acabó el tiempo en el que la economía mandaba y la concertación política pasaba a segundo plano.

Si me permiten una visión de larga duración de lo que va del siglo, puede decirse que la primera década fue de un crecimiento tan acelerado que algunos sabios llegaron a la conclusión de que mientras la economía caminase podríamos apechugar cien crisis políticas. Y no reprocho a los sabios. Yo también llegué a convencerme que la economía crecía de noche cuando los políticos duermen.

Ya no podemos darnos el lujo de pensar así. La primera mitad de la segunda década nos ha visto correr un gran riesgo y la conducción política irresponsable nos puso al borde de un conflicto electoral que felizmente no se ha dado. El resultado electoral debiera llevarnos a la convicción de que ha llegado la hora de la concertación política.

En 2011, el electo Humala se demoró hasta noviembre para deshacerse de los aliados que lo llevaron a la victoria. Para poder concertar con la fuerza parlamentaria mayoritaria, ¿cuánto tardará PPK en desprenderse de esos aliados a los que Keiko aludió con justificada ironía recientemente?

Pero, ¿no era que había que concertar? ¿Para qué deshacerse de los aliados? Correcto. Entonces replanteo: ¿cuánto tiempo se tomará el estadista PPK para convencer a esos aliados que tienen que aprender a convivir con el fujimorismo?

Empecemos por ahí o no tendremos mucha esperanza.  

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Opinión

Hace rato que el fusible se fundió

Seguir leyendo

Opinión

La historieta del golpe de Estado

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo