Connect with us

Opinión

Sin brújula

Publicado

el

Hasta ahora ninguna bancada en el Congreso ha demostrado tener una línea clara de pensamiento ni de destino hacia dónde llevar al país, de cara al 2021.



Coincido con muchos de mis colegas en que las próximas elecciones generales serán, por las circunstancias de crisis mundial en que vivimos, caldo de cultivo para los demagogos y populismos de izquierda y de derecha. La mano dura (derecha) y la cuestión de una reingeniería social (izquierda) dominarán la agenda pública en la que el liberalismo va a estar, poniéndonos con los tiempos, en una larga cuarentena.

Empecemos por allí. Yo calculo que apenas un tercio de la población más culta –y con mejores y mayores intereses basado en los pagos del impuesto a la renta– sostendrá un modelo capitalista y libertario como el que ha dominado el mundo los últimos 30 años. También creo que solo habrá un liderazgo que termine aglutinando a esa corriente del electorado, pese a que se presentarán de seguro varios partidos y liderazgos que traten de competir por posicionarse ante los votos.

En circunstancias normales, esa opción es la de la Constitución liberal de 1990 y a quien le correspondería liderarla es a Fuerza Popular. Sin embargo y por las razones por todos conocidas y la campaña brutal de desinformación y de persecución política a su líder felizmente liberada, será muy difícil que sea ese partido el que logre aglutinar tras de sí a ese 30% razonable del país que paga impuestos y que quiere vivir en un sistema que cree riqueza a la vez que vaya reduciendo la pobreza.

El éxito del fujimorismo en los 90 se reflejó en el apoyo de los sectores más pudientes de consumo con los sectores más pobres de la sociedad que, entre ambos, terminaron dándose la mano gracias al catalizador que significó la gestión de Alberto Fujimori. Hoy, en este momento, el fujimorismo ha perdido completamente a los sectores empresariales de la sociedad (grandes medianos y pequeños): su perfil no es el del populista y demagogo que pueda atraer el voto en las circunstancias actuales y que dominará la agenda pública de las elecciones generales del 2021.

Lo que quiero decir es que, a medida de que pasa la pandemia, partidos como los morados o Acción Popular se están desdibujando como las fuerzas políticas de la sensatez y de una Constitución que a ellos les apesta, pues, precisamente, no tienen liderazgo ni brújula (a excepción de aquellos cuatro morados que por agenda propia votaron a favor de las AFP). El único que tiene un norte claro encaminado al populismo puro y duro es Urresti, cuya probabilidad de ser presidente en el 2021 es muy alta porque no hay quién compita con él en demagogia ni en la opción contraria de razón, sensatez y defensa del modelo constitucional y libertades económicas.

Otra observación (que excluye al mencionado anteriormente) es que hasta ahora ninguna bancada en el Congreso ha demostrado tener una línea clara de pensamiento ni de destino hacia dónde llevar al país. Y mientras esto no ocurra no habrá ninguna manera de diferenciarse del montón ni de relanzar ningún liderazgo, porque la gente en tiempos de crisis mundiales buscan las salidas y a quienes las encarnan, y estas solo se dan con las cosas claras: nada de chichas ni limonadas, como hasta ahora.

En síntesis, el líder de la bancada de Podemos se la está llevando fácil y no tiene competencia ni en el liderazgo AB, tampoco en el C, D ni E. A quien quiera repetir lo hecho por Fujimori, que emparentó al rico con el pobre, le costará sangre, sudor y lágrimas. O, en síntesis: trabajo, trabajo y más trabajo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nivel callejón

Seguir leyendo

Opinión

Historias de amor del ‘pato rengo’ y las gallinas de Stalin desplumadas

Seguir leyendo

Opinión

Bajo las faldas de la fiscalía

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo