Connect with us

Opinión

Si yo fuera Keiko

Publicado

el

¿Alguna vez, señor lector, se ha cruzado con ella en un mercado? ¿En un parque? La lideresa de Fuerza Popular debería reemplazar las apariciones ocasionales y los videos con una presencia permanente y cercana.



Muchísimos peruanos se deben haber puesto en los pies de Keiko y lanzado ideas al aire sobre lo que debería haber hecho a partir del 5 de junio de 2016, cuando fue derrotada en segunda vuelta. Se ha especulado mucho sobre este ajustado revés, pero las suposiciones y teorías sin evidencia se quedan en el mundo de las creencias, y solo generan sentimientos negativos de los que el gran perdedor es uno mismo. Hay que ser capaces de dar el gran salto.

Sé que es muy fácil teorizar sobre hipótesis y que todos somos generales después de la guerra; sin embargo, cuesta creer que en apenas dos años haya reducido su caudal electoral de esa manera. ¿Existe realmente tanta decepción o solo se debe a una cruda y malintencionada campaña mediática, soportada por la falacia de encuestas a la medida? Difícil saberlo con certidumbre.

Debió evitar la ruptura familiar: el indulto a su padre ha sido quizás el elemento más perturbador. Durante la campaña de 2011 juró por Dios que no lo indultaría; en el 2016 dio su palabra, señalando que buscaría su libertad a través de las vías legales y no las políticas. Manejó mal ese tema. Si creía en la inocencia de su padre –lo cual era evidente porque impulsó un hábeas corpus–, debió asumir ante su electorado, valientemente, la decisión de indultarlo y mantener esa lucha hasta el final, a pesar de la derrota. Ya no se trataba de culpas o inocencias, sino de lealtad filial.

Tiene que predicar con el ejemplo: Keiko Fujimori critica ácidamente que el presidente se encuentre enganchado con una reforma política populista y no le preste atención a los innumerables problemas del país. Hay enjuiciamientos que resultan ociosos o impopulares: el referéndum no tiene vuelta atrás, por lo que tendría que promover que su bancada le dé la mayor celeridad a la aprobación del mismo, sin detenerse en exquisiteces que no suman y concluir con el tema el 10 de diciembre, al menor costo posible.

Precisamente, algunos nefastos “divos” que ha llevado al Congreso le han hecho mucho daño. Keiko ha retrocedido y le costará mucho esfuerzo remontar; pero esa tarea le será más difícil aún desde la oscuridad de una oficina.

Debería reemplazar las apariciones ocasionales y los videos con una presencia permanente y cercana. ¿Alguna vez, señor lector, se ha cruzado con la lideresa de Fuerza Popular en un mercado? ¿En un parque? Tiene que dejar de ser ese personaje lejano y de difícil lectura; necesita ganar nuevamente credibilidad. Qué mejor que empezar por recorrer el país para ver y respirar las dificultades y estar en condiciones de aportar, de sumar valor y de hacer propuestas desde la cancha.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Dueño de nada

Seguir leyendo

Opinión

¿Por qué tenemos relaciones diplomáticas con un dictador?

Seguir leyendo

Opinión

Solo a los amigos del presidente

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo