Connect with us

Opinión

Serenos sin serenidad

Publicado

el

Nuevamente, los responsables de mantener el orden en sus distritos se agarraron a golpes en plena vía pública.



Magdalena le podrá echar la culpa a San Isidro, pero ningún esfuerzo ocultará el vergonzoso espectáculo al que ya nos tienen acostumbrados los serenos de ambas comunas. Nuevamente, los responsables de mantener el orden en sus distritos se agarraron a golpes en plena vía pública.

Se supone que ellos están para cuidar a sus vecinos, no para que los vecinos los cuiden a ellos.

En este caso son responsables las respectivas jurisdicciones, pero sabiendo de estas debilidades que se arrastran año tras año, llama la atención que el alcalde Castañeda venga promoviendo que se provea de armas no letales a los serenos. Es decir, darles gas pimienta, pistolas con electricidad o bombas lacrimógenas. ¿Se imaginan en lo que se hubiese convertido esa esquina del conflicto entre San Isidro y Magdalena? Y eso que ambos cuerpos de serenos deben ser, sin duda, de los más capacitados y motivados de la capital. Para tener una idea, en San Isidro hay un sereno por cada 69 ciudadanos, mientras que en un distrito como Villa el Salvador hay un agente por cada 5,565 habitantes.

La flojera política es el peor enemigo de un político. Antes de tomar medidas populistas que satisfagan a una parte de la ciudad, vale la pena pensar. En el fondo no creo que la idea sea mala. Algo tenemos que hacer con la inseguridad en nuestras calles; sin embargo, antes deberíamos pensar en profesionalización, mejor coordinación y un proceso de selección más riguroso. Primero, lo primero.

Opinión

Que Kenji siga vendiendo plátanos

Seguir leyendo

Opinión

El Tribunal tiene la palabra

Seguir leyendo

Opinión

Bitácora de septiembre: la caballería

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo