Connect with us

Opinión

Segundo debut pero el mismo sketch

Publicado

el

Lo que también vimos es que bajo su premierato se movieron todas las cuerdas bajo la mesa para favorecer a un candidato cualquiera que no ponga en peligro a los Humala-Heredia (y hoy sabemos por qué).



Cateriano sigue con el mismo sketch que en su primer debut con los Humala-Heredia: reunión tras reunión con los diferentes partidos protagonistas de la escena política… y presumiblemente también termine convocando a esa entelequia que se llama Acuerdo Nacional.

Todo eso ya lo hemos visto hace cinco años. Lo que también vimos es que bajo su premierato se movieron todas las cuerdas bajo la mesa para favorecer a un candidato cualquiera que no ponga en peligro a los Humala-Heredia (hoy sabemos por qué) y que el elegido, según los vaivenes de la campaña electoral del 2016, fue finalmente Pedro Pablo Kuckcynski, cuyo régimen partido por la mitad y terminado por Vizcarra, ha resultado ser una desgracia nacional.

Y es que la situación del Perú es de TERROR. Según estimados del Financial Times (Reino Unido), nuestro país registra durante la pandemia un exceso de muertes del 149% respecto a años recientes; es decir, el más alto del mundo y superando largamente a España (56%), Chile (46%), Reino Unido (45%), Italia (44%) y Estados Unidos (23%).  Adicionalmente, en su análisis Financial Times advierte que son unas 40 100 víctimas las que ha contabilizado el Sistema Nacional de Defunciones (SINADEF) peruano a partir de enero 2020. La curva de fallecidos se disparó coincidentemente en marzo de 2020, mes en el que comenzó oficialmente el brote del nuevo coronavirus con el primer caso registrado en el Perú.

Ni qué se diga del repunte de casos por día: de 31.4% al 19 de julio. El mayor del mundo.

A todo esto se une el despelote electoral propiciado por Martín Vizcarra, quien con una serie de “reformas” políticas demagógicas ha destruido el sistema de partidos políticos y representación que hará cada vez más baja la oferta electoral. Un adelanto de lo que nos espera salta a la vista con el actual Congreso, salvo excepciones que los odiadores profesionales nunca querrán reconocer.

Ya convocadas las elecciones generales para el 11 de abril del 2021, ni siquiera están establecidas las reglas de juego constitucionales mínimas, lo que incidirá aún más en la calidad de la representación nacional presidencial y parlamentaria para un Bicentenario en el que no habrá NADA que festejar.

No hay que olvidar, además, que Cateriano fue activista a favor –amparado en su libertad de “opinión”– del cierre del Congreso consagrado por este Tribunal Constitucional, que resolvió siendo juez y parte pues se jugaba la cabeza. Hoy siguen todos sus miembros sentados en sus sillones pese a que, salvo uno, sus cargos han vencido hace más de un año, sin ánimo de moverse y con onerosos fondos públicos destinados a un constante media training de la presidenta.

Así que eso de garantizar unas elecciones generales democráticas impecables que se lo vayan a contar a los incautos. El anzuelo de Cateriano para aquellos será la reactivación económica a través de la inversión privada, como ya lo celebran sus alcahuetes en diversos pasquines. Un caramelo para mantener la esperanza y la calma a través de la anestesia, de manera que no protesten y convaliden cualquier resultado que cocine Palacio. Así pues, la impunidad será, como lo fue en el 2016, el resumen de este segundo debut en el poder.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

¿Y cómo es él?

Seguir leyendo

Opinión

Valentín Paniagua: noviembre 2000 – julio 2001

Seguir leyendo

Opinión

La “responsabilidad social” del presidente

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo