Connect with us

Opinión

Secuestrados

Publicado

el

Hasta que el gobierno y Fuerza Popular establezcan un acuerdo de paz, así seguiremos en esta casa de naipes.



Juan Luis Cipriani conoce de rehenes, secuestros y conflicto. Desde el arzobispado de Ayacucho hasta la Catedral de Lima, el cardenal ha lidiado con toda clase de situaciones de riesgo, cuyo clímax fue su rol de mediador entre el gobierno y los subversivos del Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA) durante la toma de la residencia del Embajador del Japón en el Perú, entre 1996 y 1997.

En cualquier caso, él sabe de qué se trata enfrentar una crisis, y a un grupo aparentemente férreo e inamovible en sus planes. Su oferta de servir de mediador entre el presidente y la líder de Fuerza Popular (que ambos han aceptado) lo pone a él y a la Iglesia Católica de nuevo en el ojo de la tormenta. Esta vez, sin embargo, el cardenal también se las juega.

Queda claro que el presidente necesita del fujimorismo el espacio para maniobrar en seguridad ciudadana, infraestructura, salud, formalización y agua —sobre el sexto tema, educación, ya ha recibido respuesta—. La pregunta es qué quiere Keiko. El Congreso es suyo y los sucesos de la última semana han demostrado que puede afectar la agenda del gobierno. Fuera de necesitar ocho votos más para generar una vacancia presidencial, que hará poco excepto desestabilizar brevemente al país y pasarle la presidencia a Vizcarra, ella puede vía WhatsApp controlar tranquilamente uno de los tres poderes del Estado sin problema.

Pero también Keiko sabe que cualquier insistencia para aumentar su dominio dentro del Ejecutivo será vista por el público como chantaje político, y será fácil pintarla como alguien que no está dispuesta a esperar a la siguiente elección para dirigir el país.

Por su parte, PPK sabe que cualquier gran concesión al fujimorismo —uno o más miembros de Fuerza Popular como ministros, por ejemplo – no solo generaría más inestabilidad en un gabinete que ha perdido a dos miembros en menos de seis meses, sino que también socavaría su apoyo en sectores de la población que le dieron la presidencia a forma de oposición y voto en contra de la señora Fujimori. Y que la discusión ocurra en la casa del cardenal genera un posible punto de inflexión en la centroderecha peruana.

Si no hay consenso, esto debilitará a todos, monseñor Cipriani incluido. Si se llega a un acuerdo y FP lo ignora en el Legislativo manteniendo una línea obstruccionista; de igual manera se verían afectados no solo el gobierno, sino también el control de Keiko sobre su partido (o peor, será vista como deshonesta) y la capacidad conciliadora del cardenal terminará en la calle.

Esto, a la larga, es artillería que la oposición centroizquierdista y antifujimorista utilizará para organizarse y salir con todo, en 2021, contra una centroderecha dizque secuestrada por el partido más conservador. Desde ya, algunos como Yonhy Lescano y la misma Verónika Mendoza ven esa alternativa como sobrevivencia política.

Después del éxito del comando Chavín de Huántar en liberar a los rehenes de la embajada, el arzobispo lamentó no poder llegar a un acuerdo de paz. Esta es su oportunidad. Lo que les conviene a todos es el establecimiento de un plan de paz (el término “hoja de ruta” está demasiado manoseado) en el que el gobierno y FP puedan establecer puntos de concordancia que le den estabilidad al Estado por los próximos cuatro años y medio, y que nos lleven a un proceso electoral justo, igualitario y limpio de cuestionamientos.

Si nos alejamos de esto, ninguna reunión importará y los que seguiremos secuestrados en esta casa de naipes seremos nosotros, el pueblo peruano.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Caviares no quieren soltar el TC

Seguir leyendo

Opinión

COVID-19: fiasco gubernamental

Seguir leyendo

Opinión

El verdadero grupo de poder

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo