Connect with us

Opinión

Se maleó el Tribunal Constitucional

Publicado

el

Lo concreto es que en nuestra tan pisoteada Constitución no existe el término ni la figura de “denegación fáctica de la confianza”.



En medio del calor, la falta de trabajo y el languidecimiento de la economía, la mayoría de peruanos no ha prestado atención a la barbaridad que significa el reciente fallo del Tribunal Constitucional que convalida el golpe de Estado, maltratando las leyes.

Los suspicaces hablan de presiones y prebendas, los juristas cabales señalan que es una solución totalmente politizada que se adecua a los intereses de este gobierno ‘de facto’. Lo concreto es que en nuestra tan pisoteada Constitución no existe el término ni la figura de “denegación fáctica de la confianza”.

Los cuatro tribunos del TC que refrendaron el obvio golpe de Estado hacen ridículos malabares de poco valor para concluir que sí ocurrió la tal denegación fáctica. Lo equivalente a buscarle tres pies al gato cuando tiene cuatro. Además, sumaron lo ocurrido durante el gobierno de PPK con el expremier Fernando Zavala, a quien el Parlamento le negó el pedido de confianza.

Todo ello a pesar de que se trata claramente de otro gobierno, otro presidente, otros ministros, otro pedido de facultades extraordinarias para el Ejecutivo. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Todos los peruanos – incluidos los cuatro miembros de TC que han santificado el golpe- vimos que en la mañana del 30 de setiembre pasado el expremier Del Solar arremetió contra el Congreso con pocos modales, exigiendo la votación de la cuestión de confianza. Se le dijo que se vería en la tarde.

Como se procedió a realizar la elección de nuevos miembros del TC, Vizcarra entró en rabieta y cerró el Parlamento con la pueril justificación de que hubo una denegación fáctica de la confianza. Se inventó un término y ahora cuatro cuestionados tribunos le dan la razón. Según ellos, se debió atender en el acto el pedido, por lo demás violento, del Ejecutivo.

Ya no se podrá acusar constitucionalmente a Vizcarra, quedará impune al igual que en el caso Chinchero. Y futuros gobiernos antidemocráticos como este violaran la Constitución cuando lo requieran. Seis de siete miembros del TC tienen vencido su periodo en el cargo. Debió darse una renovación hace varios meses. Al Ejecutivo no le convenía y golpeó.

Los cuatro personajes que han legalizado la ruptura del orden democrático son claramente gobiernistas, antifujimoristas (uno de ellos lo declaró abiertamente y no pasa nada). Llegaron al TC por Gana Perú, liderado por Ollanta Humala, aliado de este régimen.

Este TC ha tenido una conducta errática y poco efectiva. De hecho, permitió que se ‘balcanizara’ el Congreso dando lugar a que se formaran ‘minibancadas’, irrespetando la votación de los peruanos. Creó un zafarrancho. El TC se ha desvalorizado legalizando el golpe de Estado. Todos sabemos que cuatro de sus integrantes se mueven de acuerdo a la copla que les sopla este régimen.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Sin escrúpulos

Seguir leyendo

Opinión

Censura y esclavitud

Seguir leyendo

Opinión

Alternancia y paridad: burradas y transparencia 

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo