Connect with us

Opinión

Salvo el archivo, todo es ilusión

Publicado

el

En un mundo ideologizado, María abrió camino basándose en documentos de importancia insuperable.



Ha partido María Rostworowski y casi todas las notas de prensa lamentan su ausencia, celebran sus logros pero los ignoran por completo y sucumben al lugar común. Decir que sus aportes tienen que ver con los estudios de reciprocidad y redistribución en los Andes revela el peligro de que la gente te alabe sin leerte y al final se limite a regurgitar cosas mal digeridas.

Y luego están las reseñas que se limitan a ponderar su condición de mujer sin citar un solo aspecto concreto de su obra que pueda derivarse de esa bienvenida condición natural.

El gran público le debe a María la exploración de Pachacútec, la revisión de Garcilaso, la demostración de la existencia de mercaderes en la costa prehispánica, de matriarcados norteños y señoríos diversos. Le debemos grandes estudios sobre la vida provincial prehispánica en Canta,  Lima y otros lugares. Le debemos también un gran estudio sobre Francisca Pizarro que motivó en Álvaro Vargas Llosa un vil plagio que hubiera sido la envidia de Acuña.

Pero los historiadores le debemos más. En un mundo absolutamente ideologizado, donde no podías empezar sin definir el carácter feudal o capitalista de la sociedad, y donde términos como dominación y dependencia pretendían tapar cualquier vacío, María, con un simple documento histórico en la mano, se tumbaba todo ese tinglado.

Ella era de archivo. Su vida tiene imágenes increíbles. En los cincuentas, por ejemplo, fingirse enferma con la complicidad del médico, y ponerse a leer y fichar libros apenas el marido se iba al Congreso. O el buen chofer que llamaba avisando que volvían a casa, a fin de que las empleadas escondan todo vestigio de investigación histórica. Esa es María.

Y un día ese esposo amable se le murió y el gobierno de Belaunde la nombró agregada en España. Fue así que ella logró ubicar todos esos documentos y enseñar con su ejemplo, que el historiador solo puede hacerse fuerte desde el archivo. Para intercambiar ideas bonitas están los otros, que además no leen.

“María, ¿cómo has hecho para encontrar todos esos documentos?”, le pregunté tres veces y las tres veces me respondió sonriendo: “La gente no lee¨. Era muchacho y tres veces no le entendí. Ahora lo tengo claro y la extraño más que nunca. Lean.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo