Connect with us

Opinión

Salvar a Humala de Humala

Publicado

el

Cualquier intento de sanción constitucional o legal debe esperar a que expire su mandato.



Estamos ante una encrucijada: por un lado es imprescindible que este periodo presidencial acabe de acuerdo con la Constitución; por el otro, los Humala-Heredia están cometiendo todos los errores posibles para que esto no ocurra.

Pero, ¿por qué es importante que tengamos una transición según los plazos establecidos en la Carta Política? Porque tenemos una estabilidad constitucional desde el año 2001. Hemos tenidos tres presidentes —ahora tendríamos el cuarto— que han terminado sus periodos establecidos legalmente. Eso es crucial para la educación democrática que debe tener el país. La alternancia en el gobierno es una de las características de las democracias. Pero, además, el acatamiento de los plazos estipulados constitucionalmente es una garantía para la economía, pues produce seguridad jurídica.

Sabemos que las propuestas de gobierno duran cinco años, que no pueden ser reelegidos quienes las presiden y que podemos cambiarlas cada quinquenio. Si entráramos a una dinámica de interrumpir los plazos, generaríamos un ciclo de inseguridad, inestabilidad, imprevisión con consecuencias negativas para las inversiones y los derechos de las personas. 

Pero se escuchan voces que —irresponsablemente— quieren interrumpir esos plazos. Las reacciones del presidente y su esposa no ayudan. Discursos triunfalistas. Declaraciones destempladas apoyándose. Negativas a explicar lo que parece obvio: los apuntes de un presupuesto electoral. Actitud retadora (incluso, engreída) ante el Congreso y sus comisiones. La presentación de inútiles acciones de hábeas corpus y amparo donde asoma una actitud de impunidad son algunos ejemplos. Pero hay que ser claro: cualquier intento de sanción constitucional o legal –que no necesariamente apoyamos– debe esperar a que expire el mandato de Humala.

Tal y como señala la norma constitucional, el presidente solo puede ser acusado durante su mandato por traición a la patria, impedir las elecciones, disolver el Congreso u obstaculizar el funcionamiento del JNE y los órganos electorales. Hay que respetar el mandato que el pueblo le dio el en el 2011. De acá hasta el 28 de julio de 2016 nos toca, vaya destino, asegurar que Humala termine su mandato, aun en contra de el mismo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Edmer Trujillo: otra raya más al tigre

Seguir leyendo

Opinión

¿Elecciones o concurso de popularidad?

Seguir leyendo

Opinión

Ciudadano K

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo