Connect with us

Opinión

¿Salvada por cargamontón?

Publicado

el

Alineamiento adverso de prensa le abre a Keiko el camino de la victimización, que suele dar fruto en las encuestas.



No sé a ustedes pero a mí últimamente me ha costado seguir la campaña electoral con tanta denuncia, tanta descalificación. Cansa. Debe ser porque tengo el voto decidido, pienso, mientras me distancio de quienes ponen por delante la descalificación del adversario antes que el planteamiento de una propuesta.

¿Cuál será en cambio la reacción del votante indeciso frente a la ofensiva final de denuncias contra Keiko? ¿El tenor de las denuncias levantadas últimamente en campaña —poco importa si desmentidas o reiteradas— al oído de ese votante indeciso podrá sonarle diferente o le parecerá más de lo mismo?

Quiero decir: si ese indeciso ha vivido escuchando una y otra vez las peores denuncias contra el fujimorismo y aún así permanece indeciso… ¿ no sería posible pensar que para ganar su voto hay que apelar a algo más que al antifujimorismo?

Ese mismo indeciso ve hoy la prensa escrita y televisada abiertamente favorable a PPK, y entonando el coro de denuncias contra Keiko. Esa alineación es singular pero tiene antecedentes. En 1990 toda la prensa, incluido el chantaje emocional de Ferrando, estaba con Mario y ganó el Chinito. En 2011, los grandes de la prensa, incluido Jaime Bayly —que parecía infalible— se alinearon con Keiko y ganó Humala.

Ahora en 2016 ni siquiera hay línea divisoria entre lo que se llama prensa concentrada y no concentrada. Ambos bloques cargan por igual contra Keiko y la pregunta es si semejante fuerza monolítica volverá a tener el efecto político contrario.

Tenemos varios y muy buenos sociólogos que quizás puedan un día encontrar las razones por las cuales el votante peruano reacciona con semejante desconfianza ante una prensa electoralmente alineada. Pero, al ver a todos los voceros del Perú oficial identificados con el candidato, no sería tan difícil entender que el pueblo termine identificándose más bien con la candidata.

Los electores del nivel socioeconómico D y E, que también viven acosados por el Perú oficial, no tendrían porqué alinearse con sus voceros. Ocurrió antes, puede volver a suceder.

Las respuestas las tendremos el día de la elección, pero el electorado peruano ha dado muestras de reaccionar con efecto y de manera extraña; es proclive a identificarse más con el atacado que con el atacante.

Somos un lectorado sensible, en suma, a la victimización y esa puede ser la carta final de la candidata.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo