Connect with us

Opinión

Rompiendo la burbuja

Publicado

el

La dupla Humala-Heredia se deja llevar por los oropeles del poder, pero estos ya están por acabarse.



El Jurado Especial de Elecciones determinó en primera instancia que Ollanta Humala violó el principio de neutralidad electoral y la grita nacionalista ha sido mayúscula para exigir la rectificación por parte del JNE.

El JEE tiene razón pues la actitud presidencial de confrontación y ataques personales viene de lejos y sin propósito de enmienda. Por esto, su decisión lo baja de la burbuja en que se han instalado él y su esposa, dentro de cuyo confort creen que todo pueden hacer, que nada les es vedado ni prohibido, donde todo les parece permitido.

Esto, a pesar de que están jugando a descuentos en una gestión preocupante por el resultado de las investigaciones que están pendientes e implican a la pareja, sobre todo a Heredia que aparece mucho más complicada. Hasta el hermano mayor de los Humala ha precisado la precariedad de la situación presidencial y ha alertado sobre su situación desesperada.

Que Humala no haya dado trámite al tratado de extradición con Francia —bajo pretexto de la necesidad de su perfeccionamiento— ha generado sospechas de fuga a un país amable y conocido como el galo. A lo que se ha agregado la grave noticia de las investigaciones francesas a las cuentas bancarias de Nadine Heredia.

Por otro lado, el Defensor del Pueblo también ha llamado la atención sobre la participación de la primera dama en actos oficiales, toda vez que es presidenta de uno de los partidos en contienda electoral y se beneficia indebidamente de los reflectores mediáticos.

No es adecuada la forma en que Humala se refiere a los políticos en general y a los candidatos en particular, denostando de ellos o presumiendo excesivamente de su gestión. La pareja de Palacio vive en una burbuja que también es de arbitrariedad. Eligen sistemáticamente el espacio en que se verán favorecidos, se aprovechan de todas las coyunturas, se dejan llevar por una presunta popularidad que ya no tienen y por los oropeles que siempre rodean el poder.

Pero todo esto tiene límites.

Ya se acaba, la burbuja revienta. A comenzar porque el tratado que Humala se empeñó en bloquear ya fue convertido en ley en el país de los borbones. El chic francés ya no será para ellos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Cold case

Seguir leyendo

Opinión

Policía bueno y policía malo

Seguir leyendo

Opinión

No todo está perdido

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo