Connect with us

Opinión

“Reuniones buenas y reuniones malas”

Publicado

el

Informe de Sheput propone sancionar a Chávarry por mentir (a pesar de que luego se rectificó) sobre reunión con periodistas. ¿Acaso Sánchez no se reunió también con hombres de prensa y pagó 17 mil soles por ello a CHISAC? ¿Los que piden la renuncia de Chávarry reclamarían la vacancia de Vizcarra si se descubre que se reunió con Camayo?



El informe del congresista pepekausa Juan Sheput concluye que el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, debería dejar su cargo y ser inhabilitado por diez años para el ejercicio de la función pública. Esta sanción se sustenta en que Chávarry mintió sobre su participación en una reunión –promovida por el tremendo juez César Hinostroza y empresario encarcelado Antonio Camayo– con algunos periodistas para garantizar un eventual respaldo.

No hay que pecar de draconianos: si bien el jefe del Ministerio Público faltó a la verdad, luego se rectificó, así que no tendría por qué ser merecedor de este severo castigo. Ya el reconocido abogado constitucionalista Domingo García Belaunde ha declarado a este medio digital que este “error” (porque es evidente que aquí hubo una infantil equivocación) no quiebra ningún artículo de la Constitución y menos revelaría que Pedro Chávarry tenga algún vínculo con la banda criminal chalaca.

¿Sheput sabe con qué periodistas se reunió Chávarry? ¿Conoce de qué se habló en aquel encuentro? ¿Tiene evidencias de que Chávarry favoreció en alguna investigación a Hinostroza, Camayo o algún otro supuesto integrante de ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’? Por lo pronto, ninguna de estas interrogantes son absueltas en el documento del parlamentario oficialista que será puesto a debate y votación la próxima semana en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales.

Y si vamos a hablar de reuniones, ¿acaso Pablo Sánchez no se reunió igualmente con hombres de prensa y desembolsó para ello unos 17 mil soles del presupuesto de la Fiscalía a CHISAC? Es más: hay quienes juran por la Sarita que el presidente de la República, Martín Vizcarra, sí se reunió con Antonio Camayo y brindaron con harto ron Zacapa. De ser cierto, ¿los que piden la salida de Chávarry reclamarían asimismo que Vizcarra sea vacado por incapacidad moral permanente al mentir acerca de este encuentro? Difícil porque aquí hay un evidente doble estándar (¡al parecer hay reuniones buenas y reuniones malas!) del sector caviar que practica, según palabras del congresista aprista Mauricio Mulder, la regla de “para mis amigos todo, para mis enemigos la ley”.

Pasando a otro asunto que también compete al Ministerio Público, el fiscal César Zanabria antes de abandonar el cargo de coordinador de las fiscalías anticorrupción por orden de Pedro Chávarry increíblemente le quitó el caso Chinchero al fiscal José Domingo Pérez, quien de acuerdo a fuentes del equipo especial Lava Jato, se encuentra sumamente indignado por esta decisión. Los informantes advierten que Zanabria habría querido que su amiguísimo, el lento fiscal Hamilton Castro, asuma dicha pesquisa que involucra nada menos que a Martín Vizcarra. Un movimiento bastante extraño para favorecer a no sé quién, y que –gracias a la reacción de Chávarry– quedó completamente desestimado.

Además, las mismas fuentes de la unidad que encabeza el fiscal superior Rafael Vela Barba rechazan –como asegura un conocido medio que no puede ver ni en pintura a Chávarry– que el doctor Pérez haya demandado su retiro del caso, sino que –sostienen– simplemente pidió que no se le asignen nuevas indagaciones a las ya asumidas.

– Ante un eventual apaleamiento callejero, el Ejecutivo teme aumentar el actual número de congresistas (130) y, por ende, el presupuesto. Así, resulta que su propuesta para el regreso a la bicameralidad ¡dejaría a Lima Metropolitana con 17 representantes y ya no con 36! Urge, entonces, que el Legislativo haga los cambios respectivos con responsabilidad y sin miedo alguno a las encuestas: los senadores deben ser elegidos por distrito único electoral y los diputados por microdistritos correctamente delimitados.

– Totalmente reprochable que el diario Perú21 viole la intimidad de las legisladoras fujimoristas Úrsula Letona y Luz Salgado y registre una captura de una conversación PRIVADA. ¿Dónde quedó la ética en el periódico que dirige Cecilia Valenzuela? Eso no es periodismo.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Gabinete: en manos del Congreso

Seguir leyendo

Opinión

Colisión

Seguir leyendo

Opinión

El gobierno de Odebrecht

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo