Connect with us

Opinión

REPOST: “Que se defiendan solos”

Publicado

el

Este artículo se publicó el 30 de octubre pasado. En vista del allanamiento a las oficinas de la CONFIEP por parte de los fiscales Lava Jato, que el día previo recibieron 66% de aprobación en CADE, vale la pena darle una nueva lectura.



El Ministerio de Energía y Minas, por medio del Consejo Nacional de Minería, ha dado el visto bueno para la licencia de construcción de la mina Tía María. Esta había sido suspendida hace unos meses por las violentas protestas y paro en la Región Arequipa y el sur del país en la que el Perú fue testigo de cómo Martín Vizcarra, aún presidente constitucional, se bajaba los pantalones muerto de miedo y cedía subrepticiamente a los levantiscos todo lo que querían.

Aunque es una buena noticia para el Perú cualquier emprendimiento minero de esa magnitud, este es el primer gran error del dictador que se ha hecho exponer en Palacio su propio plan de gobierno. Y por eso ha dejado una ventana abierta para volver a dar marcha atrás si el proyecto le da problemas, a través de quien hace las de primer ministro. Vicente Zeballos ha dicho que la obra no se impondrá si no existen las condiciones ambientales y sociales y que la OEFA supervisará in situ la documentación “para saber si el estudio del impacto ambiental sigue vigente”. En otras palabras: el dictador está utilizando la escopeta de dos cañones, aunque envalentonado por el descontrol del poder es él quien ha dado la orden de dar la licencia de construcción de la mina Tía María.

Pues bien: ya comienzan las protestas en Islay y en el Valle del Tambo, y el gobernador regional ha dicho que recurrirá al Poder Judicial. Lo que vendrá es una película repetida, en la que se desatará la violencia y el proyecto seguirá la suerte de la intensidad de las protestas. No se necesita ser zahorí para tener en cuenta cómo se han desarrollado los hechos en los países vecinos, donde bastó que se encienda una chispa para que la pampa ardiera más allá de los reclamos iniciales.

¿Quién defenderá, entonces, a los mineros? ¿Quién, a los empresarios? ¿El dictador y su títere, partidario de las empresas públicas y del Che Guevara?

Yo digo que los empresarios se defiendan solos, a la buena de Dios. La mayoría exhibe una proverbial tacañería; avaros y amarretes sin visión alguna. Dan de comer a sus enemigos contratándolos para asesorías, seminarios y mil oficios pensando que así los tendrán cerca, pero cuando las papas queman esos son los primeros en salir del barco. Y mientras el barco empieza a hundirse, los empresarios de todos los pelajes buscan que quienes creen en los ideales de mercado, ley y orden defiendan sus negocios en los medios, calles y plazas sin haber puesto un centavo en financiar la difusión de estas ideas para mantenerlas vigentes a través de think tanks, plataformas políticas y medios alternativos, como lo hacen en el mundo civilizado quienes tienen visión y compromiso.

En síntesis, estos miserables creen que quienes piensan que el capitalismo es el mejor de los sistemas para crear riqueza –y que la ley y el orden crean el clima de estabilidad para sus negocios– deben defenderlos gratis, vivir del aire y que, luego de marcar tarjeta de lunes a viernes, es su obligación regresar a su casa a opinar bien de Tía María o de cualquier otro emporio en algún medio de comunicación. Oigan, miserables: las pieles, los trajes hechos a mano, los anillos, los biombos chinos de nácar, los zapatos de terciopelo, la cama con dosel y cortinajes, el mayordomo, el ama de llaves, la cocinera CUESTAN. ¿O ustedes, tacañuelos, no los pagan en sus mansiones? Así que cuando el dictador les vuelva a sacar la vuelta y les dé una patada en el poto, pues defiéndanse solos o paguen.

P. S.: ¡Qué gracioso es el dictador! Dice en Palacio, frente a un auditorio de focas, que HA DECIDIDO que no viajará al extranjero hasta marzo porque priorizará sus viajes al interior del país. Él no ha decidido nada. El dictador NO puede viajar fuera del país porque no hay Congreso que lo autorice, según la Constitución, y tampoco hay vicepresidente que se quede encargado. ¿Acaso nos toma por idiotas?

Foto original: Gestión

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo