Connect with us

Opinión

Quid pro quo

Publicado

el

El presidente del Congreso tiene todo el derecho de solicitarle a Vizcarra un gesto político en nombre de la gobernabilidad, ya sea esta hasta el 2020 o el 2021.



El presidente del Congreso empieza su gestión con 18% de aprobación, confrontado desde el primer día por el Ejecutivo que el último 28 de julio anunció un proyecto para adelantar las elecciones generales al 2020. Entre esa fecha y hoy, el presidente de la República ha visto decrecer su posición de fuerza contra el Congreso al haber sido descubierto –a través de un audio filtrado aparentemente por sus interlocutores–  rindiéndose sin condiciones ante autoridades y colectivos antimineros en el sur del país, para sabotear el proyecto Tía María cuya licencia de construcción su propio gobierno autorizó.

Vizcarra no solo se rindió, sino que fue más lejos. Desarrolló una estrategia contra el propio Estado del que él es jefe para, en comandita con los antimineros, buscar un argumento para anular el proceso de licencia: lo que al final sucedió en forma de suspensión. Así, pues, los audios no dejan mentir. Es esta actitud claudicante de ceder a las presiones en nombre de un diálogo (en el que no se negocia nada, sino que el jefe del Estado se rinde sin condiciones) es la que ha sido criticada duramente por sus opositores y la opinión pública.

Y en este contexto, cuando Vizcarra pretende volver a poner el foco en una pugna con el Congreso, es que Olaechea le ha pedido se rectifique del error cometido. Un presidente no puede desdecirse a la primera de bastos, tampoco sacar bandera blanca al menor problema callejero. Si el mandatario cree que su actitud de concesión sin restricciones con los antimineros no ha sido un error político o de gobierno que debe rectificar: solo entonces los peruanos sabremos qué esperar de él cuando las papas quemen durante lo que queda de su mandato.

A Vizcarra no le quita nada reconocer que tuvo un error de juicio, en vez de dorar la píldora sobre un video y audio que todos hemos visto y escuchado, y cuyas transcripciones han sido publicadas. Mientras que, por otro lado, el presidente del Congreso tiene todo el derecho de solicitarle a Vizcarra un gesto político en nombre de la gobernabilidad, ya sea esta hasta el 2020 o el 2021.

Se trata de un mínimo quid pro quo, ya que Vizcarra no pierde oportunidad en pedirle al Congreso el oro y el moro, y cuando no se lo dan es, del mismo modo, el primero en exigir rectificaciones.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El siglo de los tarados

Seguir leyendo

Opinión

Marcelo y el candidato del color de la mora

Seguir leyendo

Opinión

Expreso revela “la conexión humalista” de Maximiliano Aguiar

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo