Connect with us

Opinión

Putin ofende al Grupo de Lima

Publicado

el

Intereses mercantiles hacen que Rusia apoye a Maduro, al punto que su embajador ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas vetó una resolución para el ingreso de ayuda humanitaria al devastado país latinoamericano.



Vladimir Putin ha ofendido a cincuenta gobiernos americanos y europeos por reconocer al parlamentario Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. Los calificó de “locos” por tomar esa decisión y agregó sarcásticamente: “Un hombre sale a una plaza, mira hacia el cielo y, ante Dios, se declara jefe de Gobierno. ¿Es normal o no?”

Quien hace la corrosiva pregunta es Vladimir Vladimirovich Putin, exjefe de la KGB, que gobierna su país autoritariamente desde 1999 y lo hará hasta el 2024; es decir, 24 años si incluimos el período 2008-2012, tiempo que lo reemplazó un incondicional suyo, Dmitri Medvédef, mientras él retenía el cargo de Primer Ministro.

No sorprende, sin embargo, que Putin apoye a un dictador como Maduro, cuando sus gobiernos han comerciado trece mil millones de dólares en armas y son socios en diversas inversiones petroleras. Moscú, en efecto, ha adquirido parte de varios campos venezolanos: el 40% de Petromonagas, 32% de Petromiranda, 40% de Petroperijá, 26.6% de Biquerón, 40% de Petrovictoria y 30% de Junín 6.

Los rusos también son propietarios del 100% de acciones de Precisión Drilling y del 50% de Persorosvent –especializadas en proporcionar servicios en hidrocarburos–, y han conseguido licencia para explotar los ricos yacimientos gasíferos de Mejillones y Patao. Asimismo, han invertido seis mil millones de dólares en el sector hidrocarburos y mil millones de dólares en minería. Desde el 2006 han otorgado créditos por 17 mil millones de dólares, de los cuales deben cobrar unos 3 mil 500 millones de dólares.

El régimen de Maduro, pues, está hipotecado a Rusia, al extremo que ha entregado como garantía de un crédito de 1500 millones de dólares el 49.9% de sus acciones en CITGO, poderosa empresa que opera en los Estados Unidos.

Estos intereses mercantiles hacen que Rusia apoye a Maduro, al punto que su embajador ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas vetó una resolución para el ingreso de ayuda humanitaria al devastado país latinoamericano. Pero, adicionalmente a sus intereses crematísticos, los sovieticos también se entrometen para hacer sentir su poder y hostilizar a Estados Unidos en el área geográfica de su influencia.

Esta política intervencionista ha contribuido en mucho a darle oxígeno a una dictadura corrupta y genocida, que ha provocado una hecatombe humanitaria y obligado al éxodo de cuatro millones de seres humanos. Es hora, por tanto, que el Grupo de Lima haga llegar su rechazo a tal política imperialista, advirtiendo a los rusos que nuestros países tienen instrumentos para contrarrestarla, porque les es perfectamente viable suspender la compra de armamentos: su principal y más productivo negocio en la región.

Foto: Canal N

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Nido de serpientes

Seguir leyendo

Opinión

Elecciones risibles

Seguir leyendo

Opinión

#LoMásLeído: Mensaje mafioso

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo