Connect with us

Opinión

Proinversión, ¡a ponerse las pilas!

Publicado

el

El Ejecutivo debe defender, a capa y espada, el proyecto de ley presentado por el presidente que busca dotar de "celeridad y eficacia" a la obtención de terrenos para infraestructura. ¿Está preparado?



No le vendría mal a Proinversión recibir unas zapatillas de última generación, para empezar a correr y recuperar todo el tiempo perdido estos seis últimos años en la construcción de obras de gran infraestructura. Sin embargo, me pregunto si el Ejecutivo estará preparado para defender, a capa y espada, el PL N° 1718/2017 presentado por el presidente el 28 de julio último, cuyo objetivo es dotar de “celeridad y eficacia” al proceso de obtención de terrenos para la ejecución de proyectos de infraestructura bajo asociaciones público-privadas.

La norma tiene la bondad de diseñar un proceso fast track, para que no tengamos que sufrir demoras similares a la eterna construcción de la segunda pista del aeropuerto Jorge Chávez. ¿Estará presto para afrontar la dura batalla que invariablemente darán las ONG de izquierda, las organizaciones antimineras y Aidesep, todas colgadas de la excusa de proteger la interculturalidad del país? El proyecto es muy similar al N° 1333, incluido en los alcances de la delegación de facultades, el mismo que fue inmediatamente descalificado por el Congreso sin mayor análisis.

Reaccionaron con inexplicable temor, a sabiendas de que es una norma indispensable para dotar de infraestructura al país. Cada día que pasa la población crece y la brecha se acentúa exponencialmente. Los enemigos del desarrollo la mal llamaron “Ley del Despojo”, por supuestamente atentar contra los derechos de las comunidades campesinas y nativas del país. ¿Y qué hay del bienestar del resto del Perú? ¿Nos vamos a quedar cruzados de brazos?

Para el discurso espúreo de la progresía los derechos son privativos a los pobres, los que pagamos impuestos solo tenemos obligaciones.

Diversos congresistas se aunaron a los lamentos, esgrimiendo que esta norma acrecentaba el riesgo de conflictividad social al “priorizar” (sic) obras de gran inversión, a costa del bienestar y e los derechos territoriales de las comunidades. Vale decir: “asesinaron” la ley antes de evaluar modificaciones e intentar hacerla viable. Se fueron al extremo de recordar los lamentables sucesos del “baguazo” y predecir nefastos escenarios similares. Si nos vamos a asfixiar en el pesimismo (¿o facilismo?), jamás lograremos articular nuestro territorio.

La falta de demarcación territorial, (75% de distritos y 90% de provincias del Perú tienen dificultades de límites) es otro de los obstáculos que tendrá que enfrentar Proinversión. Siempre ha sido manejado de forma improvisada e ineficiente, con soluciones inmediatistas que no atacan la causa raíz del problema.

¡Que Proinversión asuma el gran reto! Nadie dijo que la tarea sería fácil.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Entrevista a Pedro Gamio: “Guzmán no es el candidato vitalicio del Partido Morado”

Seguir leyendo

Opinión

El show de la mentira

Seguir leyendo

Opinión

Restas

Seguir leyendo

Tendencias

Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo