Connect with us

Opinión

¡Presidente, no juegue más!

Publicado

el

La falta de liderazgo del gobierno sigue descuartizando la economía día a día; solo usa la riqueza estatal para pagar la corrupción de Odebrecht, el despropósito de Talara...



Martín Vizcarra nunca fue elegido por el voto popular para gobernar, pero aún así se empalaga la boca discurseando a nombre de una ciudadanía que él no representa; hasta jura liderar una lucha frontal contra la corrupción que no vemos, una lucha que tampoco existe. Los hechos conocidos nos indican todo lo contrario: Vizcarra ocultó ser el apoderado de Odebrecht, continúa agresivamente el despilfarro de dinero público en Chinchero y fue él quien eligió como premier a César Villanueva, un hombre vendido en coimas y espíritu a la corrupta constructora.

Por todo esto, es que las cuarenta y tantas investigaciones fiscales que sobre él develó el fiscal Chávarry ya no serían una sorpresa, más bien son la confirmación de un patrón de conducta ambiguo y resbaladizo del moqueguano. Justamente por ello afirmo con todas las letras que a mí Vizcarra no me representa; tampoco votaría por él, mucho menos hoy que conocemos de su dudosa integridad.

Asumo, entonces, que la “ciudadanía” que el mandatario dice personificar está en su mayor parte compuesta por comunistas amañados de Nuevo Perú y de Frente Amplio. Junto a él tuvieron un fracaso fulminante en su marcha popular, pues entre rojos y morados no juntaron ni a 3000 paseantes. Un fracaso en technicolor.

En tal sentido, una reciente encuesta de Ipsos confirma que el 76% de los peruanos se identifica como de centro derecha y de derecha. Sólo un 15% se percibe de centro izquierda y un 5% se declara rojo. Por ende, los “ciudadanos de Vizcarra” serían en realidad una minoría reducida de comunistas, que ya ni lavar sus banderas puede desde que su exalcaldesa fue presa por tremendas coimas del orden de 10 millones de dólares. ¡Esas sí que fueron coimas gigantescas, señores! No pitufeos electorales comunes y silvestres.

Ahora la conspiración comunista desde Palacio se disfraza detrás del rótulo de representar a “cinco bancadas”, y amenaza con romper el andamio constitucional que nos costó largos veinte años de esfuerzo construir. Señor presidente: respete usted los votos de la derecha que eligieron a PPK, y pare ya sus inconsistencias contra el Congreso.

¡Y el premier del Solar ahora pide lentitud con el TC! ¿En qué quedamos? Hace una semana el jefe del Estado pedía celeridad para el tema constitucional, que es mucho más complejo.

Vizcarra: no vaya para atrás y para adelante –como hizo tramposamente con los proyectos mineros de Tía María– ni coma canchita a la mitad del desfile militar por Fiestas Patrias. Respete la bandera y contrólese; pero, principalmente, no juegue más con el país. Esta falta de liderazgo del gobierno sigue descuartizando la economía día a día; solo usa la riqueza estatal para pagar la corrupción de Odebrecht, como con los ya famosos 525 millones (sobre los cuáles ya no saben que excusa dar con tal de regalárselos).  ¿Y qué hay de la corrupta Refinería de Talara, cuyos sobrecostos ya son de Ripley?

Presidente, si usted tanto desea irse pues váyase; pero deje ya de jugar con el país.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El dilema de usar o no usar

Seguir leyendo

Opinión

Imposible disfrazar el golpe de Estado

Seguir leyendo

Opinión

El ingeniero constitucionalista

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo