Connect with us

Opinión

PPK y su media naranja

Publicado

el

Empieza la discusión en las filas de PPK sobre su relación con la mayoría de Fuerza Popular.



La reciente elección del Defensor del Pueblo en el Congreso ha traído de vuelta una de las críticas más frecuentes lanzadas durante la campaña electoral contra la agrupación liderada por Pedro Pablo Kuczynski: su falta de consistencia y coherencia políticas.

La oposición fujimorista adelantó que respaldaría a Walter Gutiérrez, pero se requería de más adhesiones por tratarse de una votación calificada, es decir, dos tercios de la representación. En ese sentido, los votos pepekausas eran claves para elegirlo o no en un trámite parlamentario que obvió el debate previo en el hemiciclo.

El presidente llamó públicamente a los legisladores oficialistas a dar su respaldo “por el que más votos tiene y en bloque”. Doce atendieron la indicación pero cinco dijeron nones y se abstuvieron. La convocatoria palaciega quedaba descolocada por el quinteto chúcaro que no solo abrió una puerta para la sorpresa sino otra para el fuego cruzado interno, mientras asomaba otra vez la sombra del “club de amigos” o de la “federación de independientes”.

Como para darle cuerda a la inquietud, Juan Sheput resumió lo ocurrido con la idea de que la unidad es un “desafío pendiente” en su grupo parlamentario. Su colega Güido Lombardi, uno de los abstencionistas, le salió al frente negando una crisis y subrayando que la bancada de PPK no es un cuartel ni furgón de cola del fujimorismo.

Al final del día, ambos han dejado a un lado las pólvoras verbales y han zanjado discrepancias. De momento cuando menos. Porque más que una crisis de unidad, lo que este episodio deja en claro es que ha empezado una discusión en las filas de PPK sobre su relación con la mayoría de Fuerza Popular, de cara a consensos para la gobernabilidad.

Dicho de otro modo: el pragmatismo tecnocrático del Ejecutivo versus un ‘principismo’ parlamentario que varios congresistas pepekausas no están dispuestos a arriar. No es difícil advertir que, resuelto el asunto de la Defensoría del Pueblo, lo que puede venir es una vía más apacible para la delegación de facultades y, acaso, hasta con 1% de reducción del IGV.

PPK, tanto como bancada y gobierno, tiene que organizar mejor y pronto la relación con su obligada media naranja parlamentaria. Caso contrario, la unidad sí será un reto o el “club de amigos”, una realidad.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

El juicio del ausente

Seguir leyendo

Opinión

El misterioso caso de las “loncheritas”

Seguir leyendo

Opinión

Retrato de un gobierno dictatorial

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo