Connect with us

Opinión

PPK en su laberinto

Publicado

el

¿Cómo es posible levantar la bandera anticorrupción con una mano y con la otra firmar la adenda que prácticamente regala a allegados el aeropuerto de Chinchero?



Cada día trae su propio afán, dicen las Sagradas Escrituras y vaya si cada día en esta saga de anticorrupción cubre con largueza semejante aserto. Amanece el día y nos tropezamos con nuevas revelaciones. Cae el sol y hay otros nombres, nuevos implicados, más revelaciones, negativas impregnadas de un cinismo inocultable o, de pronto, declaraciones casi exculpatorias provenientes de quien uno menos pensaba.

Y la historia dirá que en la semana en que se revelaron los millones de Nadine… la verdadera sorpresa fue Duberlí Rodríguez, hombre fuerte del Poder Judicial. Tiene amplia trayectoria como juez y político y asumió el cargo con una actitud que le ganó la buena voluntad de muchos peruanos que veían en el alguien capaz de mantenerse firme en la lucha contra la corrupción.

Verlo a Duberlí el otro día, con el rostro circunspecto y un tonito de voz entre falsete y miedoso, sostener que no hay delito pues los millones de Nadine forman parte de un aporte y esta figura no es ilegal… ha sido demasiado. Con la inocencia perdida hace rato, la opinión pública percibe con desilusión  que el hombre fuerte del PJ sigue al servicio de la que fuese pareja presidencial. Qué le sabrán. Esa es la expresión que, en la actual situación de corruptela, termina teniendo asidero.

No se puede confiar en nadie y esto recién empieza, de manera que relájese y sopese cada giro. Una encuesta de GFK revela que la aprobación a PPK cayó seis puntos más en febrero y ahora se encuentra por debajo del tercio. Contra ese desplome continuo no hay “cállense” que valga, ni sirve tomarse pastillita alguna.

Tampoco veo estrategia posible capaz de revertir esa tendencia. Al contrario, casi cada semana el gobierno contribuye al descrédito. Y no se trata solamente de una crisis por falta de iniciativa. A veces, lo menos defendible de este gobierno son ciertas iniciativas inexplicables.

Dejemos de lado todo encono o bandería y hagamos una pregunta de sentido común. ¿Cómo es posible levantar la bandera de la anticorrupción con una mano y con la otra firmar una adenda (ya calificada de ilegal por el contralor) que prácticamente le regala a un grupo económico el aeropuerto de Chinchero por cuarenta años?

Ya se habla de pagos de Odebrecht vinculadas a cuentas del presidente. La declaración de Barata fue publicada con varios párrafos cubiertos de negro. Se dice que son las respuestas de Barata a la pregunta sobre la participación de Pedro Pablo en lo de la Interoceánica luego que su jefe político, Toledo, cobrase los veinte millones. ¿Cómo verle un buen final a este gobierno de lujo? ¿Cómo?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ha muerto un inocente”

Seguir leyendo

Opinión

¡Psicosociales los de hoy!

Seguir leyendo

Opinión

Solo falta la infiltración cubana

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo