Connect with us

Opinión

PPK: ¿en algún lugar del paraíso?

Publicado

el

Dado que es encabezado por alguien que no tiene intenciones de eternizarse en el poder, pareciera que Peruanos Por el Kambio sigue funcionando como un vehículo temporal.



Casi da lo mismo quién integre Peruanos Por el Kambio: la única persona indispensable es PPK, tanto el nombre como las siglas del partido están directamente identificados con él. Quisieron hacer evidente que en el Perú se vota por personas y no por planes de gobierno o ideas, y este es el mejor ejemplo: la confirmación de la regla. Como se trata de un líder que no tiene intenciones de eternizarse en el poder, pareciera que se ha convertido en un vehículo temporal, de pasajera existencia, que se agotará el 28 de julio de 2021 salvo que se tomen medidas. ¡Ya mismo!

Algunas reflexiones sobre este singular partido:

UNA. Es evidente la falta de objetivos comunes. Pareciera que cada uno tiene su propia agenda y que se está gestando una carrera política independiente, a costa de meterse codazos o descalificar a propios o extraños. Muy difícil que el partido sobreviva a este quinquenio por las serias pugnas internas y discrepancias. Hace pocos días, inexplicablemente, Guido Lombardi señaló que “quizás algunos de los integrantes de la bancada Peruanos por el Kambio se sentirían más cómodos en Fuerza Popular”, refiriéndose a Violeta,  Heresi y Sheput. Luego pidió forzadas disculpas, pero el daño ya estaba hecho.

DOS. Violeta y Sheput enfrentados en torno al fujimorismo. El primero le tiende puentes mientras que el segundo critica la actitud de Keiko expresando que quiere “recolocarse como lideresa de la oposición porque ha perdido espacio ante Alan García”. ¿Será consciente Sheput de lo que dijo o es por el prurito de echar más leña al fuego? García está disfrutando de un año sabático en Madrid e intenta “disciplinar” a su partido y bancada remotamente, aunque Jorge del Castillo no le facilite la labor. Se siente su presencia a través del Twitter. Keiko Fujimori por su lado, ha decidido guardar discreto silencio y se pronuncia en muy eventuales oportunidades; en todo caso su equipo parlamentario habla por ella, aunque a veces con demasiada agresividad o yéndose por la tangente.

TRES. No hay consenso en los temas sensibles. Bruce y Heresi están a favor del “indulto”; Sheput es enfático al señalar que no se puede “permitir que otro expresidente muera en la cárcel”. Por su lado, Alberto de Belaunde está visiblemente en contra (aun sobre el arresto domiciliario); Marisol Pérez Tello le huye a la firma de la resolución como ministra de Justicia; y PPK cambia de opinión según sus ánimos e interlocutor.

CUATRO. Eduardo Bless, alcalde de San Miguel, renunció hace pocos días al Comité Ejecutivo Nacional y al partido, conjuntamente con otros tres líderes. Es que no hay día en que no se presenten diferencias entre los miembros más emblemáticos de esta agrupación política.  ¿Me pregunto cómo será la foto al final del mandato? Es un partido pequeño y sin historia, pero definitivamente el compás del gobierno hubiera sido otro con una bancada disciplinada y coherente, y con un líder que hubiera sabido generar mística y lealtad entre ellos.

La institucionalidad de Peruanos Por el Kambio es muy precaria y PPK parece desconectado de las escaramuzas y jugueteos maliciosos en su interior. ¿Se habrá mudado a Júpiter, a la sexta esfera o a algún lugar de ese maravilloso Paraíso que nos recrea Dante Aligheri? ¡Donde quiera que estén su mente y corazón, hay que traerlos de regreso al Perú!

CINCO. En una reciente entrevista a CNN mencionó: “Nuestro mayor fracaso ha sido que todo el mundo esperaba que…iba a haber mucho crecimiento [económico] y ha sido un crecimiento bien modesto […] ¿Por qué? Porque heredamos una economía débil. Después vinieron las inundaciones y, para colmar todo, vino el escándalo de Lava Jato”. No más excusas, señor presidente. Hay que saber reconocer errores y el más grande es la falta de ejecución y la incapacidad de dimensionar lo complicado que es gobernar el Perú.

Proinversión solo ha adjudicado dos proyectos en lo que va del año, ¿Qué esperamos para reemplazar a Álvaro Quijandría? Se necesita un gran estratega político en cabeza de la PCM, ¿Qué esperamos para reemplazar a Fernando Zavala? ¿O porque Keiko ha pedido cambios en el Gabinete se sacrifica al país para no darle gusto?

Nadie —ni el más pintado— está preparado para ser presidente, pero justamente lo importante es saberse vulnerable y sumar talento, pero entendido como personas con las aptitudes necesarias para el cargo. No bastan profesionales llenos de pergaminos; los equipos exitosos son multifuncionales y los integran de rey a paje. Es una bendición saber escoger a las personas que realmente agregan valor; es un clamor de la población que lo haga. Ponga la soberbia y la terquedad de lado, aunque sea esta vez.

Poco después de las elecciones, Fernando Tuesta declaraba a Perú21: “PPK tiene la gran oportunidad de sentar las bases de un partido liberal y democrático. Un partido de derecha en serio, allí donde varios han fracasado a lo largo de la historia”. Ojalá no se haya equivocado, porque sería una gran tragedia para el país que esas palabras se quedarán solo en buenos deseos.

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

Edmer Trujillo: otra raya más al tigre

Seguir leyendo

Opinión

¿Elecciones o concurso de popularidad?

Seguir leyendo

Opinión

Ciudadano K

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo