Connect with us

Opinión

¿Por qué una cadena árabe como Al Jazeera tendría interés en financiar un reportaje contra la Iglesia Católica?

Publicado

el

"Perú: el escándalo Sodalicio" señala a monseñor Eguren como cómplice de tráfico de tierras basándose únicamente en los testimonios de Samuel Alberca, condenado ahora por difamación, y de Carmen Campodónico, actualmente en prisión por intentar ingresar droga al penal en Piura, además de ser acusada por usurpación de terrenos.



Luego de los atentados terroristas del 11 de setiembre en New York, la cadena de televisión internacional Al Jazeera cobró notoriedad en esta parte del mundo por transmitir los mensajes de Osama Bin Laden y Al Qaeda, y hasta la actualidad no ha estado exenta de polémica. Incluso Tayseer Allouni, uno de sus corresponsales, fue condenado en España a siete años de prisión por actuar como captador de financiamiento de la organización subversiva.

Para revisar este caso, haga clic aquí y lea bajo el subtítulo “La televisión de Al Qaeda”.

Cabe preguntarse, entonces, por qué este medio que enarbola la bandera de la libertad de expresión allí donde es señalada por “incentivar” la violencia y “apoyar el terrorismo” –como ocurrió el año pasado en Israel y que provocó, incluso, que el primer ministro Netanyahu pidiera su cierre en el país— no ha retirado un reportaje que financió aquí en Perú sobre el caso Sodalicio, luego de que los dos testimonios que fundamentarían de una de las acusaciones más graves que se vierten en él resultaran desvirtuados.

“Perú: el escándalo Sodalicio” señala directamente al obispo de Piura y Tumbes, monseñor José Antonio Eguren como cómplice de la La Gran Cruz del Norte basándose únicamente en los testimonios del líder de esta organización criminal, Samuel Alberca, y de Carmen Campodónico. Y resulta que Alberca ha sido sentenciado por difamación a un año de pena privativa suspendida, 120 días multa y 10 mil soles de reparación civil precisamente por esta declaración, mientras que Carmen Campodónico actualmente purga prisión por intentar ingresar droga al penal en Piura, además de ser acusada por usurpación de terrenos en esa misma localidad.

A pesar de lo anterior, el reportaje continúa en circulación sin haber sufrido la más mínima modificación. Ha tenido que ser Pamela Vértiz quien, luego de tomarlo como fuente hace unas semanas en Día D, se disculpara en la siguiente emisión señalando los hechos arriba descritos. ¿Y qué hay sobre los autores del contenido? Pues todo indica que –siguiendo la línea de un tristemente célebre exrector– han “elegido” no hacer caso a la justicia (o en todo caso a la ética periodística más elemental).

Pero la cuestión sería más compleja y motiva la presente nota. ¿Por qué una cadena árabe como Al Jazeera tendría interés en financiar a periodistas ligados a una empresa de comunicaciones en lobby permanente con el Estado, y que dedican la mayor parte de su tiempo y plataformas a atacar a la Iglesia Católica?

Seguir leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Opinión

“Ojo, a esa hora yo estuve en el Banco de la Nación”

Seguir leyendo

Opinión

Psicosocial

Seguir leyendo

Opinión

El síndrome de Keiko Fujimori

Seguir leyendo

Tendencias

Director: Ricardo Vásquez Kunze.


Contacto: [email protected]

Copyright © 2019 Todos los derechos reservados a favor de Político.pe. Aviso Legal. Desarrollado por Smart! Grupo Creativo